Nombran a Vargas Lozano presidente de comisión de enseñanza de la FISP

Gabriel Vargas Lozano, investigador del Departamento de Filosofía de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) fue nombrado presidente de la Comisión de Enseñanza de la Filosofía de la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía (FISP).

En un comunicado, la UAM señaló que Vargas Lozano asumió ese cargo a propuesta del presidente del Comité del Programa de la FISP, Dermot Moran, quien sugirió también a los presidentes de las comisiones de Derechos Humanos, Diálogo Intercultural y Bioética y Política General de la Federación, por los próximos cinco años.

El autor del libro Filosofía ¿para qué?, publicado por la Unidad Iztapalapa, refirió que el nombramiento de la federación, en el marco de la celebración de su 23 Congreso Mundial efectuado en Atenas, Grecia, del 4 al 10 de agosto, es un reconocimiento a las aportaciones que desde la UAM se han hecho a la filosofía durante muchos años.

El investigador expresó que México ha hecho importantes contribuciones desde La Colonia con personajes como Sor Juana Inés de la Cruz y destacó también el hecho de que en la primera Constitución de Apatzingán estén presentes muchas de las ideas de Juan Jacobo Rousseau.

Además, indicó están las contribuciones del Ateneo de la Juventud y sus "cuatro grandes" pensadores: Antonio Caso, José Vasconcelos, Alfonso Reyes y Pedro Henríquez Ureña.

Vargas Lozano recordó que en 2008, a partir de una propuesta de reforma en la educación media superior, se intentó eliminar de los planes de estudio a las disciplinas filosóficas.

No obstante, planteó, después de cuatro "años de lucha" por parte de la comunidad filosófica, entre otras voces críticas, se aceptó incorporar al área de humanidades las materias de lógica, ética, estética e introducción a la filosofía, como parte de la formación en la preparatoria.

Eso es muy relevante porque "la Filosofía es la única disciplina que permite crear conciencia del mundo en que estamos; es portadora de racionalidad, por ello el que se integre a la educación implica "incorporar a todos en la razón, la reflexión y en la búsqueda de soluciones para nuestro país y para nosotros mismos", subrayó.

Hizo hincapié en que enseñar a los niños a través de cuentos que les ayuden a reflexionar, a respetarse a sí mismos, puede contribuir a disminuir la violencia que se vive en muchas escuelas, en lo que se ha llamado bullying.

"Eso es fundamental en las primarias, pero en la preparatoria es central porque muchos jóvenes pasan en ese momento por ciertas crisis a las que se agrega la social", por lo que necesitan un tipo de filosofía con la que se les oriente en el mundo en que viven, agregó.