Deciden maestros festejar Día del Niño y no movilizarse en Guerrero

Este martes los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG) no se movilizaron, y de acuerdo con la dirigencia, retornaron a sus lugares de labor a llevar a cabo el festejo del Día del Niño.

Hoy el campamento del magisterio disidente en la calle Ruffo Figueroa lució casi vacío, pero la advertencia es que por la tarde comenzarán a llegar los contingentes para la mega movilización que se anuncia para mañana miércoles 1 de mayo, con motivo del Día del Trabajo.

El Cendi Octavio Paz, ubicado en la zona poniente de la ciudad, cuyas puertas fueron abiertas a partir de ayer, luego de dos meses de paro laboral, festejó hoy el Día del Niño con danzas tradicionales y pastel, a la actividad estaba invitada la titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), Silvia Romero Suárez, pero no asistió.

De acuerdo con la directora del plantel, Norma Morales Aparicio, a partir de ayer las actividades educativas se normalizaron, para no seguir afectando a la niñez, pero especialmente porque no todos los maestros estaban de acuerdo en participar en el paro laboral.

Minervino Morán Hernández, vocero de la CETEG, anunció que este miércoles los maestros participarán en la movilización, con lo que se retoman las acciones, para insistir a las autoridades gubernamentales dar marcha atrás a la reforma constitucional en materia educativa, que lesiona seriamente sus derechos laborales y la gratuidad de la educación, consideró.

El líder megisterial estimó que la autoridad gubernamental, lejos de tomar en cuenta sus propuestas, ha tomado contra ellos medidas represivas, con la presencia de miles de elementos de la Policía Federal en esta ciudad, además de los recorridos permanentes de elementos policiales en la zona donde mantienen el campamento.