El 1 de mayo, día que llegan más clientes por las marchas: lustrador

Joaquín Martín Hernández tiene casi dos décadas de trabajar sin seguridad social ni prestaciones, vive de lo que gana en el día como lustrador de calzado en la Plaza de Armas y actualmente su lugar fijo es el Congreso local.

Para él no hay conmemoración del Día del Trabajo en cuanto a una jornada de asueto; al contrario, es uno de los días que por las marchas de obreros pueden llegar más clientes.

En el trienio pasado de la gestión municipal de Centro, refiere, se hizo un censo de boleros en Villahermosa, a manera de regular la actividad, sin pagar derecho de piso ni permisos por ello.

Sin embargo, la instalación de otros lustradores de calzado en la zona ya es controlado y también se basa en un código de respeto entre los prestadores de servicio.

"Los de la Zona Luz, los que están en Corregidora y los de Plaza de Armas tenemos nuestro lugar y nadie se mete a otro lado", apuntó.

En la zona de Plaza de Armas, rodeada por Palacio de Gobierno y las sedes del Tribunal Superior de Justicia y el Congreso del Estado, sólo quedan tres de unos 14 boleros que había cuando él se instaló en el lugar en 1994.

Antes de ese año, expuso, se dedicaba a la reparación de mesas de billar, pero la crisis de diciembre disminuyó la actividad y se dedicó a lustrador para sacar adelante a su familia.

En esta actividad, si se quiere sobrevivir, no hay que fallar al trabajo. Se labora a diario, a excepción de Semana Santa y los días 25 de diciembre y 1 de enero, o bien, cuando las condiciones climáticas no lo permiten.

Un buen día se considera cuando hay un ingreso superior a los 200 pesos, pero el promedio varía entre esa cantidad y los 150 pesos.

Para atención a una enfermedad, indicó que está inscrito en el Seguro Popular, "pero enfermarse es un lujo".

Con 55 años de edad, sólo una hija que está por ingresar a la universidad, es la única responsabilidad que tiene en su familia, pues su esposa falleció este mes, con quien compartió 23 años.

"Trabajar en esto me ayudó a sacar adelante a mi familia. No te vuelves rico, pero hay comida", subrayó.