Cancela SAT adeudo fiscal a contribuyente por intervención de Prodecon

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) canceló un adeudo fiscal millonario de un contribuyente gracias a la intervención de la Prodecon, que consideró que la autoridad fiscal cometió violaciones en el proceso.

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) manifiesta mediante un comunicado su beneplácito porque el SAT, a cargo de Aristóteles Núñez Sánchez, aceptó la recomendación 19/2012 que fue dirigida a la Administración Local de Recaudación de Zacatecas desde el 9 de agosto del año pasado.

Explica que debido a la morosidad en el cobro de un adeudo fiscal que provenía desde 1994, se ocasionó que el monto del mismo creciera de tal forma que resultó impagable para el contribuyente, quien tuvo una pérdida completa de su patrimonio.

Refiere que durante 18 años, un pagador de impuestos sufrió el remate de tres propiedades y el embargo de seis bienes inmuebles y tres terrenos, pese a lo cual todavía adeudaba más de tres millones 484 mil pesos cuando acudió por primera vez a Prodecon, una cifra siete veces mayor al primer crédito fiscal que ofreció pagar.

Subraya que en su Recomendación 19/2012 planteó que la autoridad violó los derechos fundamentales del gobernado, consistentes en legalidad, debido proceso, seguridad, certeza jurídica, capacidad contributiva y no confiscatoriedad, tutelados en la Constitución y en tratados internacionales.

Indica que lo anterior motivo incluso que la Procuraduría planteara acudir con este caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El ombudsman fiscal apunta no obstante que "gracias a la sensibilidad del nuevo titular, la autoridad fiscal cumplió en su integridad la recomendación de la Procuraduría, con lo que se canceló el adeudo fiscal del contribuyente, logrando con esto salvaguardar los derechos del mismo y finiquitar una problemática de 18 años".

Lo anterior es una muestra fehaciente de que el defensor del contribuyente vela por la protección de los derechos de los pagadores de impuestos y se constituye como el medio para lograr el equilibrio entre el fisco y el contribuyente, puntualiza la Prodecon.