Critica oposición alemana planes de gobierno de comprar drones a EUA

La oposición alemana criticó la posibilidad de que el gobierno adquiera drones de guerra desde Estados Unidos.

"El procedimiento actuado por parte del gobierno para la adquisición de drones de guerra es desleal y va en contra de los principios democráticos", denunció Rolf Mützenich, portavoz de la fracción parlamentaria de los socialdemócratas del SPD.

En tema de armas, según el exponente de la oposición, "el gobierno huye del debate público en el Parlamento. Este es un estilo de gobierno incorrecto y refleja una actitud pre democrática", añadió.

Este martes, la versión digital de la revista de investigación Der Spiegel dio a conocer que Estados Unidos está estudiando hace meses la posibilidad de exportar drones de combate hacia Alemania.

El gobierno alemán habría presentado una petición para la adquisición de tres drones modelo "Reaper" y cuatro estaciones de tierra para su Ejercito. La petición, según Spiegel, recibirá en mayo el visto positivo de Estados Unidos.

Funcionarios del gobierno confirmaron a la prensa local que Alemania presentó una petición y que esto ocurrió en enero del año pasado. En el curso de mayo se espera que Estados Unidos haga una oferta formal para los drones.

Mützenich criticó además la política exterior de Alemania y su falta de coherencia con lo promulgado por el Ministerio de Defensa.

"El responsable de la seguridad exterior de Alemania, quien en el debate público siempre defendió una cultura de contención en la política de seguridad, ahora no se expresa en el debate de los drones", criticó.

Por su parte, el experto en cuestiones de seguridad del partido de los Verdes, Omid Nouripour, criticó al ministro de Defensa, Thomas De Maiziére, a quien acusó de seguir tácticas electorales.

"El ministro da en público la impresión de que la decisión acerca de los drones se aplaza para después de las elecciones, pero a escondidas sigue negociando con Estados Unidos. Las dos cosas no son coherentes", denunció.

En tanto, el principal partido de Gobierno, la CDU (Unión Sdemócrata Cristiana) de la canciller federal Ángela Merkel, defiende las negociaciones: "tenemos una responsabilidad hacia nuestros soldados que se encuentran en misiones delicadas", dijo el portavoz Philipp Missfelder.

"Quien rechaza la adquisición de drones niega a nuestros soldados el más eficaz instrumento de defensa posible en la actualidad", añadió.

Actualmente son Israel y Estados Unidos los países que más están apostando en esos aparatos de guerra, cuya peculiaridad es la de matar a distancia, por control remoto, así como vigilar el espacio aéreo.

Estados Unidos dio a conocer en tiempos recientes que sus drones mataron a cuatro mil 700 personas en los últimos años en regiones como Afganistán, Pakistán, Irak, Yemen, Somalia, Sahel y Filipinas.

Sus partidarios alaban la precisión y seguridad de estas armas. Sin embargo su uso cuestiona la soberanía nacional de los países en los que se desarrollan sus ataques, permite ejecuciones extrajudiciales y deshumaniza la guerra, de acuerdo a sus críticos en Alemania.