Recibe gobierno de Letta voto de confianza en el Senado italiano

El nuevo gobierno italiano encabezado por Enrico Letta recibió hoy el voto de confianza del Senado, tras haberlo obtenido la víspera en la Cámara de diputados.

Con 233 votos a favor, 59 en contra y 18 abstenciones, el Ejecutivo completó el último paso para volverse inmediatamente operativo.

Como era de esperarse, el gobierno recibió la aprobación de los senadores de los partidos que lo sostienen, el centroizquierdista Democrático (PD) al que pertenece Letta, el derechista Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi y la lista Elección Cívica del ex primer ministro Mario Monti.

En contra votaron los senadores del Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo, así como el partido Izquierda, Ecología y Libertad, mientras la Liga del Norte se abstuvo.

"No existen alternativas a lo que estamos haciendo", declaró Letta en un discurso pronunciado en el aula poco antes de la votación.

Llamó a no temer ante una alianza de gobierno vista con escepticismo por algunos, pues reúne a partidos que hasta hace poco se combatían ferozmente.

Letta también advirtió que el país se encuentra todavía en una situación de "grandísima dificultad y emergencia" y pidió no sobrestimar las capacidades del nuevo Ejecutivo.

La víspera el primer ministro anunció que su prioridad será la creación de empleos y el crecimiento económico y ya no la austeridad y también informó que no será aumentado el Impuesto Al valor Agregado (IVA), como lo pretendía el gobierno precedente.

Durante el debate legisladores del PDL pidieron al nuevo Ejecutivo aclarar como se resolverá la cuestión del impopular impuesto sobre la casa, denominado IMU, cuya suspensión temporal fue anunciada igualmente por Letta.

"El presidente de gobierno dijo ayer claramente que el pago de junio será suspendido en espera de un nuevo modelo que ayude a las familias más necesitadas", respondió el ministro de Asuntos Regionales, Graziano Del Rio.

Berlusconi, sin embargo, urgió a abrogar completamente el IMU, creado por el gobierno precedente de Mario Monti, y a restituir a los contribuyentes lo pagado en 2012, pues recordó que esa fue su principal promesa de campaña electoral.

"No podremos formar parte de un gobierno que no cumpla con estas medidas", amenazó.

Il Cavaliere también se lanzó como candidato para presidir la Convención para las Reformas, que debe decidir sobre el paquete de reformas institucionales, incluida la ley electoral y el capítulo que se refiere a la justicia, su principal interés pues es imputado en varios juicios.

Por la tarde Letta, que reiteró su vocación europeísta, tenía programada iniciar su primera gira internacional, que lo llevará a Berlín, París y Bruselas, donde se reunirá, respectivamente, con la canciller federal Angela Merkel, el presidente galo, Francois Hollande y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.