Usa policía gas lacrimógeno para acabar bronca entre porras

Aficionados de Cruz Azul y Querétaro tuvieron un enfrentamiento previo al juego entre sus equipos hoy en el estadio 10 de Diciembre de Ciudad Cooperativa Cruz Azul, en Hidalgo, que tuvo que ser dispersado por la policía con el uso de gases lacrimógenos.

La bronca inició momentos después de que seguidores de Gallos Blancos ingresaran al inmueble a la fuerza por una de las puertas y al encontrarse de frente con aficionados de la "Máquina" todo pasó de las agresiones verbales a los golpes, así como al lanzamiento de diversos objetos de un lado para otro, según reportes policiacos.

El portal www.mediotiempo.com citó que Angel Carlos Benítez, recién nombrado secretario de Seguridad Pública de Tula, Hidalgo, aseguró que el uso del gas fue necesario para acabar con el choque entre los aficionados de ambos conjuntos, previo al partido que terminó con triunfo 2-0 a favor de los queretanos.

El presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Justino Compeán, indicó en su cuenta oficial de Twitter: "Lo que pasó en Jasso es responsabilidad de Cruz Azul FC, la Liga MX no tiene nada que ver en esto y el club será sancionado".

Este partido, correspondiente a la jornada ocho del Torneo Apertura 2013 de la Liga MX se disputó hoy en el estadio 10 de Diciembre de Ciudad Cooperativa Cruz Azul, luego que autoridades gubernamentales solicitaron a la Liga MX que pospusiera este juego y el de Pumas de la UNAM-América.

Esto último por no contar con policías suficientes para resguardar a los asistentes, ante la serie de manifestaciones de los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en la capital del país.

La directiva de Cruz Azul había propuesto las fechas de 29 de octubre y 6 de noviembre, pero la primera fue rechazada por Querétaro porque tenían partidos muy cercanos, y la del 6 de noviembre no la aceptó la Liga MX porque ese día será la final de la Copa MX, según informó Agustín Manzo, gerente de Formación Técnica de la "Máquina".