Detienen a integrante de banda de secuestradores que operaba en Cancún

La Procuraduría General de Justicia de Quintana Roo dio a conocer la detención de Edgardo Andrés Vargas Güemes, presunto integrante de una banda de secuestradores que operaba en este destino turístico y en el municipio de Valladolid, Yucatán.

En un comunicado, la dependencia informó que el sujeto de 22 años de edad es originario de Motul, Yucatán, quien confesó haber participado en los secuestros de una menor, en Cancún, y en el de un joven en Valladolid, Yucatán, integrante de una familia de joyeros.

Por su parte en conferencia de prensa el procurador estatal, Gaspar Armando García Torres, indicó que la detención se logró a las 17:30 horas de este viernes frente a las instalaciones de la Universidad del Sur, en el cruce de las calles Punta Allen y Pulticub, debido a las referencias que dieron sus cómplices.

Refirió que al momento de ser interceptado para cuestionarlo sobre los hechos donde se le relaciona, se puso agresivo e insultó de manera reiterada a los agentes judiciales, por lo que fue asegurado y puesto a disposición del Ministerio Público.

Agregó que en sus primeras declaraciones, Vargas Güemes aceptó haber participado en el secuestro de una menor, al prestar una camioneta y estudiar los movimientos de la familia de la afectada.

En ese plagio, por el que cobraron un rescate de 270 mil pesos, colaboraron Mauricio Izaguirre, alias "el Pelón"; Héctor Manuel Bravo, "el Lucas", y otro sujeto de quien desconoce su nombre.

El funcionario señaló que en el segundo secuestro donde el inculpado participó fue en el de un joven estudiante de 21 años de edad, residente de Valladolid, Yucatán, el 20 de mayo pasado.

En este caso, Vargas Güemes refirió haber "puesto" a la víctima, pues la conocía desde hace tres años cuando estudiaron juntos en la universidad, aportando toda la información de los movimientos de la familia.

El procurador recordó que en este secuestro, los plagiarios pidieron tres millones de pesos rescate, pero no se pudo concretar pues la víctima escapó aprovechando un descuido de sus captores.

Derivado de las investigaciones, se ubicó una casa en la región 223, en Cancún, en donde se detuvo a los cuatro cómplices, y se decomisó una camioneta, un auto compacto, dos motocicletas, así como un taxi con número económico 2192.