Invita Peres al Papa Francisco a visitar Jerusalén

El presidente de Israel, Shimon Peres, invitó hoy al Papa a visitar Jerusalén durante una audiencia privada en la cual Francisco instó a la paz en Medio Oriente, tanto entre israelíes y palestinos como en Siria.

El encuentro, que duró unos 30 minutos, tuvo lugar en la biblioteca personal del pontífice ubicada en el Palacio Apostólico del Vaticano. Al final el mandatario dijo a Jorge Mario Bergoglio: "Lo espero en Jerusalén, no sólo yo sino todo el pueblo israelí".

Una nota de la sala de prensa de la sede de la Iglesia católica calificó de cordial la conversación e informó que durante la misma se abordó la situación política y social en Medio Oriente, "donde persisten no pocas realidades conflictivas".

"Se ha manifestado el deseo de una rápida reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos para que, con decisiones valientes y disponibilidad de ambas partes, así como con el apoyo de la comunidad internacional, se pueda llegar a un acuerdo", indicó.

Agregó que ese acuerdo debería respetar las legítimas aspiraciones de los dos pueblos, y así contribuir decididamente a la paz y la estabilidad de la región.

Otros de los temas de diálogo fue la cuestión de la ciudad de Jerusalén, disputada entre Israel y Palestina. Además el Papa manifestó "viva preocupación" por el conflicto que asola a Siria, para el cual se espera una solución política que privilegie la lógica de la reconciliación y el diálogo.

"También se han tratado una serie de cuestiones relativas a las relaciones entre el Estado de Israel y la Santa Sede y entre las autoridades de ese Estado con las comunidades católicas locales", apuntó.

Al término del diálogo privado Peres regaló al líder católico una copia de la Biblia de Jerusalén con una cubierta de piel negra y con la siguiente dedicatoria: "A Su Santidad el Papa Francisco, que pueda prosperar en todo aquello que haga y donde vaya. Con profunda estima".

Tras despedirse de Bergoglio, el mandatario se reunió -también en privado- con el "número dos" del Vaticano, el cardenal secretario de Estado Tarcisio Bertone, quien estuvo acompañado por el secretario para las Relaciones con los Estados, Dominique Mamberti.