Reconoce Festival "Guillermo Cházaro Lagos" a Alexis Díaz Pimienta

Más que un homenaje es una fiesta en familia lo que estamos viviendo, aseguró hoy aquí el poeta e investigador cubano Alexis Díaz Pimienta, quien recibe un reconocimiento en el sexto Festival de la Décima "Guillermo Cházaro Lagos", que se realiza en el Teatro del Pueblo, en esta ciudad.

El también docente manifestó sentirse muy orgulloso de que sea a él a quien esté dedicado del Festival; "sinceramente y no es demagogia, creo que no es un homenaje para mí, sino para la tradición, para la décima cubana que lleva mucho tiempo defendiendo las tradiciones de la improvisación", anotó.

En Cuba, refirió, se ha gestado un gran movimiento de escuelas dedicadas al desarrollo de la décima, lo que ha sido un referente para casi todo el movimiento latinoamericano.

"Entonces, quiero entender y ver que este homenaje es a mi país, a la décima cubana y a todos los colegas que se mantienen allá, levantando la bandera de la tradición", expresó.

Sostuvo, además, que conoce mucho la tradición mexicana, porque viene constantemente al país, para estar con los más destacados versadores de la tradición.

Lo que hay aquí en México, dijo, "tiene que ver mucho con Cuba, por ejemplo, el son jarocho está muy vinculado a la música campesina de mi tierra, como el punto cubano y el jarabe loco; casi todas las manifestaciones tienen características que las unifican".

Destacó que en el caso de Cuba y Veracruz está la similitud de la décima, instrumentos de cuerda y la importancia del diálogo, "para mí lo más sorprendente de la tradición mexicana es la importancia del baile", apuntó.

"En Cuba se perdió esa relación entre baile e improvisación, estaba viva hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX, pero no sobrevivió. El zapateo, un baile histórico y clásico, ya no existe, en cambio aquí tiene mucha importancia y protagonismo, y eso es muy enriquecedor", expuso.

Las tradiciones que forman parte de la cultura, aseguró, se mantienen vivas porque en este festival y otros que son internacionales e iberoamericanos, se reúnen los portadores y estudiosos de Cuba, México, Argentina y España, entre muchos otros.

"Tengo todas las esperanzas puestas en el movimiento docente. En Cuba fundamos una cátedra de Enseñanza a la Improvisación, hace 13 años; de esa cátedra han egresado cientos de niños que ahora son jóvenes, hay decenas de poetas improvisadores que son ahora docentes y hay más de 70 escuelas de continuidad de la tradición", comentó.

"Se están abriendo proyectos parecidos o simultáneos en Puerto Rico, Argentina, Uruguay, Chile y México; esa posibilidad de la transmisión y enseñanza de la décima, estrofas y de la música con la que se acompaña la tradición improvisada no existía hace 20 años, y ahora se va a sembrar en nuevas voces", compartió.

Por otro lado, el poeta y docente adelantó que está por publicar dos libros: "Teoría de la improvisación poética" y "El método Pimienta para aprender a improvisar".

En el sexto Festival de la Décima "Guillermo Cházaro Lagos" participan, entre otros grupos, Los Baxin, Los Cocuyos, Chekeré, Verónica Valerio, Son de Barrio Abajo, Compañía de Danzón Azcapotzalco, Ramita de Cedro y Benito Juárez.