Pretende Luis Rivera ser estandarte de nueva generación atletas

El sonorense Luis Rivera dijo

estar dispuesto a ser ejemplo para impulsar una nueva generación de atletas, y en esa forma colaborar al mejor desarrollo de esta especialidad en México.

En conferencia de prensa en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR), Rivera Morales, ganador de medalla de bronce en el Mundial de Atletismo 2013 en salto de longitud y asimismo en la Liga Diamante, en Suiza, mencionó que "en verdad quiero convertirme en el estandarte de una nueva generación, y eso no depende de mí, sino de los muchachos que vienen detrás, quiero contagiar a esa generación de una energía positiva no sólo en los saltos, sino en todas las especialidades del atletismo".

El oriundo de Agua Prieta, Sonora, dijo que para él es una motivación buscar mecanismos junto con las autoridades deportivas para ayudar al desarrollo del atletismo en México "siento que diciendo qué es lo que creo que se necesita para avanzar estoy cumpliendo como ciudadano".

Previo a viajar de regreso a su lugar de origen, Rivera destacó que para él "la lealtad es mucho más valiosa que cualquier moneda", por ello es que señaló que Francisco del Valle y Edgar León Acosta serán sus representantes en México, pues a pesar de que por años los resultados no se daban, siguieron apoyándolo.

"A lo largo de los años ellos han creído en mí, la sociedad con ellos no es de este año -2013- sino que hemos hecho equipo desde hace varios años y a pesar de que no logré clasificarme a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 ellos se mantuvieron ahí, a mi lado".

Recalcó que "el que vaya a haber un cambio no dependerá de mí, yo haré lo que tenga que hacer, yo no estoy parado cruzado de brazos a ver quién se anima a ayudar, yo quiero hacer ese cambio, inspirar a muchos niños y jóvenes, si se logra no depende de mí pero sí quiero ser una inspiración para muchos niños y jóvenes".

Recordó que cuando era niño jugaba futbol y que cuando le sugirieron cambiarse al atletismo en un principio lo hizo porque le gustaba mucho correr, "y a pesar de que posiblemente tuve el sueño de jugar en primera división, los progreso que temía año con año y todo lo que había alrededor de las competencias atléticas fueron inclinando la balanza a que me quedara".

Destacó que el hecho de que gracias al atletismo le hayan ofrecido una beca para estudiar en los Estados Unidos fue lo que hizo que se olvidara por completo del balompié, para enfocar todos su talento y todos sus esfuerzos al atletismo.

Tras su actuación en los Juegos Olímpicos de Londres y con lo hecho este año en Europa previo a sus actuaciones en la Universiada Mundial de Kazán, Rusia, donde ganó el oro y el bronce en el Campeonato Mundial de Moscú me ha dado mucha madurez y me da confianza, "pues ahora ya no dicen que hay un mexicano compitiendo, sin que quien salta es Luis Rivera".

Finalmente dijo que "tuvimos una magnífica temporada, ahora lo que toca es descansar y disfrutar y cuando reiniciemos los entrenamientos enfocarnos en detalles que debemos mejorar y con este descanso que tendremos de tres semanas, un mes, la inflamación en la rodilla que tengo lesionada cederá".