Acusa Funes a alcalde de poner en riesgo créditos para El Salvador

El presidente salvadoreño Mauricio Funes acusó hoy al alcalde de la capital, Norman Quijano, de poner en riesgo los créditos que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) otorga al país, tras retrasarse en un pago.

El mandatario señaló en su programa de radio sabatino que el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, lo mantuvo informado de esa demora en el pago al BCIE, que el edil debió cubrir antes del pasado 20 de agosto.

Funes explicó que en un primer momento la comuna capitalina sólo había pagado 89 mil dólares, de un total de 300 mil dólares que tenía que cancelar.

La cuota se pagó después de esa fecha, con lo que Quijano "puso en riesgo los desembolsos que el BCIE otorga al país a través de diferentes créditos", afirmó el dignatario.

Incluso, el jefe de Estado advirtió que debido a esta situación hasta podría detenerse la construcción del Hospital de Maternidad, el cual debería quedar concluido para diciembre próximo, obra que es financiada por el BCIE.

Quijano ha depositado su cargo de alcalde en manos de la concejal Gloria Calderón para dedicarse a la campaña presidencial por la opositora derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), de cara a las elecciones del 2 de febrero de 2014.

Funes dijo que Cáceres le explicó que no es la primera vez que la alcaldía de San Salvador se atrasa en los pagos crediticios.

Criticó que los "economistas independientes" de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), críticos del gobierno, no se pronuncien sobre esta falta de pago y sí sobre el gubernamental Fondo Nacional de la Vivienda Popular (Fonavipo).

El gobernante recordó que el Fonavipo tuvo hace unos dos meses un retraso con ese mismo banco, pero lo cubrió dentro de un periodo de prórroga que le concedió el BCIE.

"En esa ocasión, entidades como Fusades no esperaron ni siquiera una semana, se pronunciaron de inmediato, al día siguiente después de que (esa entidad) había caído en mora", acompañados por la mayoría de medios y analistas a "sueldo" de la derecha, cuestionó Funes.