Pedirá Obama autorización al Congreso para ataque contra Siria

El presidente estadunidense Barack Obama anunció hoy que ha tomado la decisión de realizar una "acción militar" contra Siria por el ataque químico del 21 de agosto, pero señaló que pedirá autorización previa del Congreso estadounidense.

En un mensaje emitido desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, Obama señaló que los líderes demócratas y republicanos del Senado y de la Cámara de Representantes aceptaron abrir el debate y votar tan pronto como sea posible.

"A los miembros del Congreso en ambas cámaras, les pido aprobar este voto por nuestra seguridad nacional... Le pido al Congreso que envíe un mensaje al mundo, de que estamos listos para actuar como nación", dijo Obama, acompañado por el vicepresidente Joe Biden.

"Aunque creo que tengo la autoridad de decidir esta acción militar sin autorización del Congreso, sé que el país será más fuerte si tomamos este curso, y nuestras acciones serán más efectivas", remató.

Obama dijo que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner; el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConell, y sus contrapartes demócratas en el Senado, Nancy Pelosi, y en la cámara baja Harry Reid, coincidieron en que se trata del mejor camino.

El Senado y la Cámara de Representantes se encuentran en receso y regresan el 9 de septiembre.

En el Reino Unido, un voto similar solicitado por el primer ministro David Cameron para actuar en Siria fue rechazado por la Cámara de los Comunes.

Durante la intervención de Obama, más de un centenar de integrantes de la coalición pacifista Answer coreaban frente a la Casa Blanca consignas contra la guerra. "No a la Guerra en Siria", rezaban múltiples pancartas de los manifestantes.

La coalición convocó a manifestarse en Nueva York, California, Alabama y Alaska, entre otros estados.

En su mensaje, al cabo del cual no aceptó preguntas de la prensa, Obama calificó el incidente químico del 21 de agosto como "el peor ataque químico del siglo XXI", y recordó que en esta ocasión murieron más de mil personas, incluidos más de 400 niños.

"Este ataque fue una agresión contra la dignidad humana", señaló.

Obama enfrenta una creciente presión de legisladores demócratas y republicanos para someter a autorización del Congreso cualquier acción militar contra Siria, en cumplimiento de la Ley de Poderes de Guerra de 1973.

Aunque Obama no solicitó una autorización formal legislativa para que Estados Unidos participara en los ataques aéreos contra Libia en 2011, el conflicto con Siria ha generado un mayor escrutinio de los legisladores estadunidenses de ambos partidos.

Un sondeo de la cadena NBC mostró que 80 por ciento del público estadunidense consideró necesario que Obama tuviera autorización legislativa antes de usar la fuerza en Siria.

Un 50 por ciento de la población estimó que Estados Unidos no debería intervenir en ese conflicto a pesar del uso de armas químicas, aunque la mitad de la población apoyó una acción militar limitada, como el lanzamiento de misiles desde buques militares estadunidenses.

El presidente Obama reiteró que la eventual campaña militar de Estados Unidos contra Siria será limitada, de alcances cortos y sin presencia de tropas en el terreno.

Asimismo, dijo que la decisión podría adoptarse "mañana, o la semana siguiente, o el próximo mes".

El gobierno de Estados Unidos asegura contar con evidencia "sustancial" que demuestra que el gobierno de Siria fue el responsable del ataque contra civiles en Damasco del 21 de agosto, en donde se utilizaron armas químicas.

La presunta evidencia está contenida en un informe clasificado presentado el jueves a miembros del Congreso y gobiernos aliados, y del cual la Casa Blanca hizo pública una versión desclasificada.

De acuerdo con el documento, el ataque de cuatro horas en una docena de áreas residenciales de la periferia oriental de Damasco dejó mil 429 muertos, de los cuales 426 fueron niños.