Reprueba Friedeberg falta de conocimiento de artistas contemporáneos

A diferencia de Diego Rivera o David Alfaro Siqueiros, quienes plasmaban piezas de gran técnica y composición, la mayoría de los jóvenes que dicen hacer arte contemporáneo se encuentran en un camino muy confuso, sin un objetivo claro en sus propuestas plásticas, aseguró el artista plástico Pedro Friedeberg.

En entrevista con Notimex, el destacado artista y diseñador, cuya obra es parte del acervo de importantes museos como el José Luis Cuevas, du Louvre París y of Modern Art Nueva York, consideró que los jóvenes creadores no saben hacia dónde van.

"No tienen trasfondo ni infraestructura, como que está de moda deshacerse de todo el pasado y empezar como el hombre de las cavernas, sólo que el arte que la mayoría de los jóvenes hacen está más feo que el arte de las cavernas", expresó el artista.

Asimismo, dijo que es bueno que utilicen los nuevos soportes que ofrece la tecnología, porque de esta manera están ocupados por lo menos, "aunque hagan tonterías o charlatanerías".

En este sentido, sostuvo que el consejo que les daría a los artistas de las nuevas generaciones es que regresen al pasado para aprender composición, anatomía, colorido y textura.

"Conozco muchos casos de jóvenes que hacen exposiciones en dos horas, todo es improvisado y así resulta todo muy medio feito y, sobre todo, aburrido", expresó Friedeberg, a la vez que dijo: Siempre lo que está de moda es lo más cómodo.

Respecto a sus proyectos inmediatos, adelantó que en el Museo de la Filatelia, en Oaxaca, se inauguró recientemente una exposición individual, conformada con obras creadas a base de timbres.

Otra más, aunque colectiva, se encuentra en el Museo Orange County de Los Ángeles, California, y la tercera, que es individual, será inaugurada el 5 de septiembre en el Museo del Quijote, Guanajuato.

Cabe mencionar que Friedeberg, junto con Tania Ragasol, Renato Garza y Alejandro Sordo, es parte del jurado del Festival de Arte Contemporáneo Universitario, que se realizará en el Centro Cultural del México Contemporáneo, del 3 al 6 de octubre.

Originario de Florencia, Italia, Pedro Friedeberg llegó a México en 1939, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

En 1955 estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana, donde conoció a Mathias Goeritz. Al encontrar su verdadera pasión, dejó la carrera de arquitectura e inició la de las artes plásticas en la misma universidad.