Recibe presidente colombiano apoyo para Pacto Nacional Agrario

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, empezó a sumar apoyo público y privado para impulsar el Pacto Nacional para el sector agropecuario y el desarrollo rural, y sacar al sector de la crisis estructural en que se encuentra.

El gobierno de Santos enfrenta una ola de protestas campesinas sin precedentes en los últimos 20 años, que exigen mayores recursos para los trabajadores del campo y una revisión de los Tratados de Libre Comercio (TLC), en especial con Estados Unidos y la Unión Europea.

Las demandas de los trabajadores del sector rural, que están en paro desde el pasado 19 de agosto, han recibido el más amplio apoyo de diversos sectores sociales que consideran justas sus peticiones.

El respaldó social a las demandas de los campesinos quedó demostrado en la masiva movilización realizada el pasado jueves en varias ciudades de Colombia, que dejó cuatro muertos y centenares de heridos y detenidos.

El presidente Santos, quien ha reconocido la validez de las demandas, pero que condena la violencia y los bloqueos a las carreteras por parte de los manifestantes, ordenó militarizar la capital colombiana, pero a la vez propuso el Pacto Nacional.

Las medidas de Santos y la iniciativa del pacto Nacional, recibieron el apoyo este viernes y sábado de alcaldes y gobernadores, así como del sector privado agrupado en el Consejo Gremial Nacional.

La Federación Nacional de Departamentos, ofreció su respaldo decidido al gobierno de Santos en todas las medidas que impulse para superar la crisis en el campo, que es a juicio del propio jefe de Estado, un problema estructural.

"Nosotros defendemos la institucionalidad, defendemos al gobierno y rechazamos las vías de hecho", sostuvo el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, y presidente de la Federación Nacional de Departamentos.

El sector privado "entiende que el gobierno nacional debe ejercer su autoridad y adoptar las medidas necesarias para garantizar que las vías de hecho no afecten la vida, seguridad y libertad de los colombianos y respalda las acciones que se tomen en este sentido".

El Pacto Nacional -según Santos- construirá una agenda para "fijar unas pautas concretas sobre cuándo y cómo estará concluido ese gran pacto".

Indicó que ello debe traducirse "en acciones determinadas, en proyectos de ley, en decisiones de presupuesto, en todo lo que implica darle un vuelco a la política agraria del país".

Mientras el gobierno suma apoyos para su iniciativa, los líderes campesinos mantienen este sábado el paro mientras negocian sus peticiones con los delegados del presidente Santos, en la ciudad de Tunja, en el central departamento de Boyacá.