Centra austeridad el encuentro entre Merkel y Letta en Berlín

El primer ministro italiano Enrico Letta, quien lidera a partir del pasado domingo una gran coalición de gobierno, realizará hoy una visita oficial a Alemania, donde se reunirá con la canciller federal Ángela Merkel.

De acuerdo con una tradición que se fue consolidando en la eurozona en los años de la crisis, los líderes de gobierno eligen la capital alemana como primer destino para sus viajes oficiales.

Tras su primera intervención este lunes en el Parlamento, Letta dejó claro que Europa está entre las prioridades de su mandato, aún así puso el acento en la necesidad de crecimiento y se espera que en Berlín intente renegociar los términos de la austeridad.

"Solo con el saneamiento de las cuentas públicas, Italia muere. Las políticas para el crecimiento no pueden esperar. No hay más tiempo. Muchas familias y ciudadanos están sumidos en la desesperación", dijo el primer ministro entre los aplausos de los parlamentarios italianos.

Además añadió que "Europa está en crisis de legitimidad, justo cuando sus ciudadanos más la necesitan" y que "el destino del continente está unido. Hace falta más Europa".

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, fue quien dio la víspera la noticia de que Merkel había felicitado al primer ministro italiano y lo había invitado a Berlín.

Seibert dijo en una rueda de prensa rutinaria que la conversación entre los dos líderes "no tuvo contenido programático" y que sin embargo abordarán este martes temas europeos.

La canciller federal recibirá al jefe del gobierno italiano en la cancillería con honores militares, y después ambos ofrecerán una rueda de prensa. Más tarde habrá una cena de trabajo.

Las posiciones de Letta acerca del imperativo alemán de la austeridad son conocidas en Europa, tanto que diarios como el New York Times y Financial Times subrayaron que "la elección del gobernante italiano es un empujón fuera de la austeridad".

Todavía antes de que Letta asumiera su cargo, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, expresó perplejidad acerca de su actitud hacia la austeridad.

"Si creemos que Italia es un ejemplo de cómo llevar a Europa en el camino de un crecimiento estable, esto quiere decir que en las últimas semanas me perdí algo", dijo en una entrevista a Deutschlandradio Kultur.

Aún así, el rechazo a las políticas de austeridad gana cada vez más apoyo en Europa, después de que la semana pasada el Partido Socialista francés criticara duramente a la canciller Merkel.

Un sector de opinión de la prensa alemana también ha expresado sus dudas acerca del nuevo Ejecutivo en Roma.

"Hay dudas de que el nuevo gobierno de Italia pueda producir el cambio necesario. El PD está lacerado por luchas internas, mientras que la tropa de Berlusconi depende del humor de su patriarca", escribió el diario conservador alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Letta, de 46 años, es un exponente muy moderado del Partido Democrático (PD, de centro izquierda), y fue encargado por el Presidente de la República, Giorgio Napolitano, de formar una gran coalición después de 60 días de bloqueo institucional.

Las elecciones de febrero no produjeron ninguna mayoría neta, y el líder electo del PD, Pierluigi Bersani, fracasó en el intento de formar una coalición.

El Ejecutivo actual está formado además por el "Popolo della libertá" (PDL) de Silvio Berlusconi y por la formación "Scelta Cívica" del tecnócrata Mario Monti.

Después de Berlín, Letta seguirá su gira europea con visitas a París y Bruselas en los próximos días.