Llega a Líbano misión de ONU que investiga ataque químico en Siria

Los inspectores de Naciones Unidas (ONU), que investigaron el uso de armas químicas por parte de las fuerzas gubernamentales sirias, llegaron a Líbano luego de terminar su misión en un suburbio de Damasco.

El último equipo de inspectores de armas químicas de Naciones Unidas desplazados a Siria ha llegado a primera hora del sábado a Líbano tras abandonar poco antes su hotel en Damasco, según ha informado la cadena de televisión libanesa LBCI.

El grueso de la delegación abandonó territorio sirio por la frontera con Líbano durante la jornada del viernes, si bien un equipo técnico se quedó en el país para realizar más inspecciones.

Estos inspectores decidieron permanecer en respuesta a una petición en este sentido formulada por el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Muallem, quien les reclamó que también inspeccionen los suburbios situados en el este de la capital.

Los técnicos adelantarán este sábado un informe preliminar de sus conclusiones al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en momentos en que Estados Unidos acusó al régimen del presidente Bashar Al-Assad del uso de gas nervioso contra la población civil.

El gobierno estadunidense indicó que hay evidencia irrefutable de que el ejército sirio es el responsable del ataque químico que mató a más de mil 400 personas, por lo cual prevé una acción militar limitada contra Siria.

Los inspectores de armas químicas de la ONU arribaron a Beirut, después de haber completado cuatro días de visitas de campo y recopilar pruebas, escuchar los testimonios de los sobrevivientes, además de entrevistar a decenas de funcionarios locales.

Los expertos están tratando de determinar lo que sucedió exactamente en un presunto ataque de armas químicas que mató a cientos de personas en los suburbios de Damasco el 21 de agosto pasado.

Funcionarios de la ONU han advertido que podrían tomar semanas para analizar las muestras recogidas y presentar conclusiones, pero el secretario general del organismo adelantó ala víspera que este sábado tendrá a su disposición las conclusiones preliminares.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, señaló que los inspectores preven regresar a Siria para investigar otros presuntos ataques con armas químicas que han tenido lugar a lo largo del levantamiento contra Al-Assad en los últimos dos años y medio.

"Las muestras que han sido recogidas serán llevadas a laboratorios designados para su análisis, y la intención es facilitar que se hagan las pruebas lo más rápido posible", comentó Nesirky.

Washington ha sugerido que la investigación de la ONU no tendría nada que ver con su decisión sobre si se debe atacar a Siria en represalia por el presunto ataque con gas venenoso contra la población civil.