Desconoce 85 por ciento de familias españolas cómo reducir gastos

El 85 por ciento de las familias españolas desconoce cómo realmente reducir sus gastos, en qué importes, partidas y acciones específicas, reveló hoy aquí un estudio de las escuela de negocios ESADE.

El profesor de Marketing de la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresa, Gerard Costa, explicó que una de las razones para ello es la falta de formación en materia de finanzas y la falta de planeación en los hogares para la gestión del gasto familiar.

Los resultados del estudio realizado entre 303 entrevistas y cuestionarios en varias ciudades españolas, precisó que solo el 36 por ciento sabe la cantidad mensual en gastos de casa, y solo 15 por ciento saben en qué.

Además sólo 11 por ciento hace cuentas a la semana, y 9.0 por ciento hace una gestión presupuestal del gasto familiar.

Costa precisó que esos resultados se dan a pesar de que el 92 por ciento de las familias españolas reconoce que a lo largo de los últimos cinco años de crisis económica ha sabido modificar sus gastos y 86 por ciento tiene prioridad en controlar los mismos.

Según estudios realizados, los datos de España contrastan con los de otros países como Alemania, donde el 26 por ciento realiza una gestión rigurosa y 30 por ciento una gestión simple; Canadá 25 por ciento una gestión rigurosa y 48 por ciento una gestión simple.

Los datos de España se comparan con los de México, donde el 15 por ciento realiza una gestión rigurosa y 20 por ciento una gestión simple.

Sobre quien lleva la gestión del gasto familiar, el 52 por ciento valora que el hombre por estar relacionado con su trabajo, al considerar un 67 por ciento que utiliza su trabajo para hacer cálculos y presupuestos.

El 48 por ciento considera que la mujer, ya que un 55 por ciento valora que es quien hace la compra en el hogar.

Costa comentó que más allá de ver estas cifras en términos de sexismo, la verdadera discusión en muchas familias no es quién lleva las cuentas, sino los espacios que alguno de los dos quiere reservar para cortar menos.

El profesor español recalcó que la mayoría de los entrevistados reconoció que ha pasado de hacer compras en cualquier supermercado, a hacer lo que se llama "smart shopping" a partir de la comparación de precios, priorizar sólo los productos que son necesarios y recurrir a las marcas blancas.

Consideró que un problema es que muchas familias hacen el esfuerzo por reducir en gasto de compra, pero al no realizar una gestión adecuada no sabe cuánto ahorra cada mes, "lo que desgasta porque no se mide, no ven resultados y no saben de qué sirve su esfuerzo".

Por el contrario, las familias que realizan una gestión rigurosa del gasto familiar aseguran que generan un ahorro del 15 al 10 mensual a lo largo del primer año.

Agregó que además de la modificación en la compra, las familias consultadas decidieron que los principales segmentos a reducir gastos son ocio, turismo, ropa y calzado, y que reconocen les es más difícil hacerlo en suministros como agua, luz, gas y teléfono.