Deben analizarse opciones para disolver manifestaciones: Madero

El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, consideró que los gobiernos federal y capitalino deben buscar opciones ante las movilizaciones que impidan el desarrollo de actividades de terceros.

Propuso analizar opciones como las que se utilizan en otros países, como pudiera ser el uso de "tanquetas de agua" para disuadir "manifestaciones violentas".

En entrevista, Madero Muñoz comentó que en Chile se usan chorros de agua para disolver estas concentraciones que rompen el orden público, pero en México esos esquemas están fuera de las opciones como las hay en otros países.

Lamentó que en México se va a los extremos de no hacer nada a un desalojo con violencia, pero hay muchos grados intermedios de acción y actuación para la disolución de las expresiones cuando "brincan la raya, pero estos esquemas están fuera, todo se vuelve cero o cien".

Dijo que puede haber diversos grados de participación de la autoridad que no violenten ni generen ningún tipo de costo o agresión a los manifestantes que impidan el desarrollo de actividades de terceros, como el caso del Congreso.

Por ello, insistió que se busquen opciones como las que se usan en otros países y se analice en qué momento y en qué circunstancias son utilizadas.

Más adelante, el dirigente panista coincidió con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) respeto a la omisión en que han incurrido las autoridades capitalinas ante las marchas y bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Agregó que hay una evasión de responsabilidad, pues promover que se establezcan mesas de diálogo no implica que la autoridad evite cumplir su responsabilidad y garantice el desempeño de los Poderes en el Congreso y el flujo de los viajeros en los aeropuertos.

Por otra parte, aseguró que Acción Nacional no aceptará una reforma educativa "descafeinada", porque "estamos convencidos de que es el momento de enfrentar con plena responsabilidad y hacernos cargo de nuestras deficiencias, fallas y omisiones, y corregirlas a fondo".

Por ello, no se debe eludir la responsabilidad pues "es el mismo costo el que tenemos que enfrentar, pero el beneficio es mayúsculo si lo hacemos con responsabilidad. No es el momento de ceder a presiones, chantajes y amenazas, y mucho menos es momento de conservar privilegios", dijo.

En otro punto, consideró que se debe investigar quién está financiado al magisterio disidente, pues "no creemos que sea un movimiento que tenga un financiamiento explicable, ya que se habla de miles de maestros y de la movilización de cientos de autobuses y de plantones".

"El gobierno federal debe investigar y profundizar en los recursos que financian al magisterio disidente y explicar a que agenda están sirviendo", subrayó.

En su opinión la agenda que deben plantear los inconformes debe ser sensata, pues lo que piden no es la voluntad de buscar acuerdos sino conservar cierto status quo o ciertos privilegios y "esto es negarse al diálogo".

Finalmente, Madero Muñoz manifestó que se debe revisar lo que plantean, porque al parecer "no son demandas de maestros para mejorar la calidad de la educación, sino una afrenta a la autoridad y una intransigencia para hacer planteamientos sensatos".