Exhibirá el Salón de la Plástica Mexicana trabajo de Álvaro Cortés

El contraste entre el ambiente campirano de Tlaxcala y el entorno urbano caracteriza el trabajo del artista plástico Álvaro Cortés, que será presentado en el Salón de la Plástica Mexicana a partir del 5 de septiembre.

El público podrá disfrutar de una serie de 40 obras, trabajos al óleo y esmalte en vitro de alta temperatura, impregnados de una atmósfera surgidas del azoro y la sorpresa, de acuerdo con los organizadores de la exhibición.

Entre los cuadros se puede percibir un planeta que enferma, como una especie de grito que sale después de estar contenido, expresando acción mediante burbujas armoniosas en escenarios asimétricos.

Al mismo tiempo se destaca la sugerencia del artista de que hay un porvenir por hacer, donde el hombre se reinventa a cada instante y que dentro de las borrascas inexploradas aguardan expectativas de esperanza.

En la obra de Cortés pueden distinguirse dos momentos; el primero se caracteriza por composiciones de naturalezas muertas, con gran carga de metáforas eróticas llenas de colorido y repeticiones múltiples, mientras que en una segunda etapa crea cuadros plasmados de manchas y trazos lúcidos, sueltos con gran percepción, de un énfasis intuitivo y espontáneo.