Lamanta diputada postura de CNDH sobre movimiento magisterial

La diputada local Ernestina Godoy Ramos cuestionó la postura de la CNDH al pronunciarse en contra de las movilizaciones del magisterio y pretender que se castiguen "las demandas legítimas con intolerancia y represión".

Por ello, pidió al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, a conducirse con apego a la ley, a respetar el ámbito de atribuciones y a no convertirse en defensor de la "intolerancia y represión".

En entrevista, la asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sostuvo que "la manifestación pública no es delito y no puede ser criminalizada".

La ley señala que cuando las presuntas violaciones a los derechos humanos se imputen a autoridades o servidores públicos de los estados o municipios, las conocerán los organismos defensores de la entidad de que se trate, en este caso la CDHDF, insistió.

"Si como el ombudsman nacional afirma, el gobierno federal no tiene responsabilidad y es el gobierno local el único responsable de las omisiones que presume existen en la inacción de la autoridad, entonces corresponde a la CDHDF conocer y resolver este asunto", expuso.

La legisladora indicó que si en realidad Plascencia Villanueva fuera consecuente "se pronunciaría de forma clara e inequívoca a favor del libre tránsito de los vecinos que viven y caminan alrededor del Palacio Legislativo de San Lázaro".

Ellos "ven violentada su vida cada año por varios días con motivo del cerco y bloqueo del Estado Mayor Presidencial y de la Policía Federal", eso "sí está dentro de su competencia y es una facultad irrefutable", subrayó.