Mejora el clima del consumo en Alemania

La confianza del consumidor en Alemania para el mes de mayo supera las expectativas y se sitúa en 6.2 puntos, frente a los 6.0 de abril y contra los 5.9 esperados, pese a la crisis en Europa y el polémico rescate de Chipre.

Según dio a conocer este martes el instituto de Estudios de Mercado GfK de Nuremberg en su índice mensual, la confianza se debe a que las condiciones generales son, tal y como antes, positivas.

El experto de GfK Rolf Bürkl, indicó que en particular la buena condición del mercado laboral tal y como las perspectivas para un desarrollo positivo de los salarios, y además la inflación moderada produjeron condiciones favorables para el consumo.

El índice es significativo porque media Europa padece una crisis sin precedentes que es también una crisis de demanda y consumo. Si la demanda se mantiene alta en la locomotora Europea, que está entre los países más poblados, es una buena noticia para la Eurozona.

Aún así, sigue habiendo obstáculos, en particular debido a la histórica actitud hacia el ahorro de los alemanes, según subrayó el GfK. Sin embargo, esta se redujo en abril "en sus mínimos históricos", según Bürkl.

Esto se debe en parte también a que la tasa forzosa aplicada en el marco del rescate de Chipre sacudió también la confianza de los consumidores alemanes en la seguridad de sus propios depósitos, según los expertos del GfK.

Además cabe destacar que en abril bajaron los precios de la gasolina, lo que en parte contribuyó también hacia una mayor propensión hacia el consumo de los alemanes.