Aspira INEA alfabetizar a 2.2 millones de mexicanos para 2018

El Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) inició este año el reto de enseñar a leer y escribir a por lo menos 2.2 millones de mexicanos para 2018, cifra que equivale al total de alfabetizados en la historia del organismo.

Al celebrar el aniversario 32 del instituto en la Biblioteca José Vasconcelos, su titular, Alfredo Llorente Martínez, informó que, de manera adicional, se pretende reducir el analfabetismo funcional, para lo cual se requiere del esfuerzo coordinado de todas las áreas del INEA y sus institutos estatales y delegacionales.

El funcionario subrayó que ese objetivo se logrará consiguiendo que otros 2.2 millones de mexicanos terminen la educación primaria y disminuya de 38 a 33 por ciento el rezago en nivel secundaria para que 2.7 millones de personas concluyan el ciclo.

Enfatizó que la Campaña Nacional de Alfabetización 2013-2018 busca completar la tarea iniciada por José Vasconcelos hace casi un siglo, a fin de que los índices de analfabetismo se reduzcan a la mitad al término de la actual administración federal.

Es decir, pasar a 3.4 por ciento, por debajo de la Convención Internacional que establece cuatro por ciento para declarar a un país libre de ese problema.

"Esa es nuestra meta. Para conseguirlo requerimos del esfuerzo coordinado de todas las áreas del INEA, de nuestros institutos estatales y delegacionales", remarcó el funcionario.

Indicó que se requiere movilizar a más de 750 mil instructores, asesores solidarios y voluntarios en todo el país y que 2014 "será el gran parteaguas del compromiso alfabetizador no sólo de este gobierno, sino de la labor emprendida por Vasconcelos y Jaime Torres Bodet".

El director general del INEA admitió que el reto es enorme y complejo si se toma en cuenta que se busca atender a la población residual del analfabetismo en zonas urbanas y localidades rurales de alta deserción, a lo que se suma el componente alfabetizador indígena que requiere un esfuerzo bilingüe: alfabetizar en su lengua y en español.

El funcionario federal sostuvo que existe la voluntad, la capacidad y el compromiso para que México sea un país libre de analfabetismo en unos cinco años más y, por tanto, una nación con más capacidad de superación y desarrollo.

De acuerdo con Llorente Martínez, México cuenta con 112 millones de habitantes de los que más de 31 millones presenta rezago educativo y 5.4 millones son analfabetas.

Expuso que esa situación de desigualdad se traduce en pobreza, marginación y falta de oportunidades, no sólo para esos grupos sociales, sino para toda la nación, que ven disminuido su potencial y capacidad de desarrollo.

Luego de señalar que esos 5.4 millones de analfabetas representan 6.9 por ciento de la población mayor de 15 años de edad, Alfredo Llorente subrayó la importancia de emprender la acciones necesarias que permitan atajar y disminuir el problema de manera sensible.