Responsabiliza Pyongyang a Washington de la actual crisis

Corea del Norte responsabilizó a Estados Unidos de la actual crisis en la península Coreana, por ello debe de dar el primer paso para sacarla de su estancamiento, y aclaró que recurrir a la opción nuclear sería la última decisión que tomaría.

En tanto, en el complejo industrial de Kaesong siguen siete empleados de Corea del Sur, quienes atienden asuntos planteados por la contraparte norcoreana, y al concluir regresarán a su país como ya lo hizo la mayoría de sus compañeros, indicaron fuentes oficiales en Seúl.

El diario Rodong Sinmun, órgano del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, dijo que son especulaciones que ese país trate de usar su potencial nuclear como pieza de negociación, y están basadas en la ignorancia.

Definió su posición real como orientada a terminar las tácticas de intimidación empleadas por Estados Unidos y sus seguidores, las cuales buscan ganar la guerra de unificación, señaló el rotativo citado por la agencia Yonhap.

La opción nuclear es la elección final del pueblo y el ejército norcoreanos, y las armas de este tipo sólo serán usadas para la seguridad de la península coreana y la preservación de la paz en Asia.

A menos que Estados Unidos renuncie a sus armas nucleares, nosotros no renunciaremos a las nuestras, subrayó.

En Seúl fuentes gubernamentales explicaron que siete empleados del Kaesong Industrial District Management Committee (KIDMAC) permanecen en esa zona atendiendo quejas presentadas por Corea del Norte, mientras el resto de empleados surcoreanos ya la abandonaron.

Se trata de cuestiones sobre salarios sin pago, impuestos de las corporaciones y cargos por servicios de comunicación que en conjunto llegarían a 80 millones de dólares, de los cuales unos 72 millones corresponderían a salarios.