Presentan recurso contra venta de empresa estatal colombiana

El sindicato de trabajadores de la estatal empresa transportadora de energía, Isagen, presentó ante el Consejo de Estado colombiano dos recursos jurídicos para impedir la venta de la compañía, tal como lo anunció el gobierno central.

La organización sindical sostuvo que "la privatización de Isagen pone en riesgo la seguridad energética del país e implicaría un aumento de las tarifas de energía eléctrica".

Esta es la razón por la que el sindicato se opone a la venta del 57.6 por ciento de las acciones que el Estado tiene en Isagen, una decisión que fue anunciada el pasado 29 de julio.

Con esta operación el gobierno busca "recaudar, como mínimo, 4.5 billones de pesos (2.4 mil millones de dólares), que serían destinados a los grandes proyectos de infraestructura que tiene pendiente Colombia.

Los recursos jurídicos argumentan que la venta de Isagen, que cuenta con 620 trabajadores, viola la ley, pues "la enajenación de activos del Estado debió presentarse al Congreso de la República en un plan anual durante los primeros 60 días de 2013".

El presidente de Sintraisagen, Oscar Albeiro Vallejo, sostuvo que Isagen, "es una empresa que ha sido manejada eficientemente, y ahora el gobierno la quiere vender con el mismo propósito que lo ha movido a privatizar otros bienes públicos".

Isagen es una empresa "que garantiza la seguridad energética del país mediante el desarrollo de grandes proyectos de generación de energía eléctrica", anotó el dirigente sindical.

Afirmó que actualmente Isagen "está terminando la construcción de Hidrosogamoso y tiene siete proyectos más en estudio".

Indicó que ello "contrasta con los resultados de la política privatizadora, la cual ha incidido en los altos costos del KW/h que se consume en Colombia, que es tres veces el promedio internacional".