Sancionará España a las "gasolineras flotantes" en zonas marítimas

España sancionará los casos de las llamadas "gasolineras flotantes" o "búnkering" (venta de combustible de barco a barco sin autorización) en zonas marítimas de especial conservación, debido al alto riesgo medioambiental que supone.

El Consejo de Ministros del gobierno de España aprobó este viernes una modificación a la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que será enviada al Congreso para su tramitación, que podría entrar en vigor a inicios de 2014.

La medida es una respuesta de los casos de "búnkering" que se han reportado en aguas que se comparten con Gibraltar, colonia británica en la costa sur de España, y que es parte de la crisis actual entre ambas partes por problemas en las aguas compartidas y controles fronterizos.

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, informó en rueda de prensa que las sanciones podrían alcanzar hasta los 100 mil euros (unos 130 mil dólares), según la gravedad del caso.

Explicó que la medida es para toda la llamada Red Natura 2000 (última catalogación de costas de especial conservación) y no sólo para la zona marítima compartida con Gibraltar, por lo que "no se discrimina ni positiva ni negativamente" ningún caso.

Señaló que además de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, se presentará al Parlamento el proyecto de Ley de Evaluación Ambiental, para reforzar la atención de este tipo de casos en un futuro.