Alemania se prepara para debate de candidatos a Cancillería federal

Los alemanes se preparan para el primer y único debate de televisión que se realizará el próximo domingo por la noche entre los dos candidatos más fuertes a la Cancillería Federal, a 23 días de las elecciones federales de Alemania.

La actual canciller federal de Alemania y candidata por la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel, tendrá que defender su línea política frente a Peer Steinbrück, candidato del Partido Socialdemócrata (SPD).

A dos días del debate directo, la mayoría de los alemanes espera que Merkel gane. Concretamente, según datos de la encuestadora Infratest Dimap, el 48 por ciento apostaría por una victoria de la canciller federal y sólo el 26 por ciento para la de su rival.

Si la elección fuera directa, como en Estados Unidos, el 54 por ciento de los alemanes votarían a Merkel y el 28 por ciento a Steinbrück.

El candidato opositor pudo mejorar su posición de seis puntos en la última semana, aunque la diferencia sigue siendo significativa.

La ventaja de Merkel no significa de ninguna manera una victoria asegurada. Es más, las encuestas demuestran que el resultado de las elecciones está abierto.

Y es que en el sistema electoral alemán se prevé la formaciones de coaliciones de gobierno entre dos o más partidos.

Los socios naturales de la CDU de Merkel serían los liberales del FDP, quienes sin embargo ahora padecen una crisis de apoyo electoral.

Tanto Infratest Dimap, como el instituto demoscópico Forsa, registran una ventaja muy apretada de la coalición de centro derecha entre FDP y CDU con respecto a la de centroizquierda entre SPD y Verdes.

La centro derecha llegaría al 47 por ciento de las preferencias, mientras que Verdes y SPD sólo al 37 por ciento, pero podría llegar al 45 por ciento con el apoyo de La Izquierda, formación que recopila un 8.0 por ciento de la intención de voto, según Infratest Dimap.

Los expertos registraron sin embargo una gran indecisión entre los ciudadanos: "Muchos electores se declararon indecisos.

Un tercio de los encuestados dijo que no irán a votar o no quisieron expresarse acerca de este tema al teléfono", explicó la encuestadora a ARD.

Según Manfred Güllner, presidente de Forsa, "se registra una enorme pérdida de confianza en los mayores partidos. En particular el apoyo al SPD se redujo de la mitad en los últimos once años".

A pesar de que las diferencias entre candidatos es grande, el debate del domingo podría tener efectos, según Güllner.

Así precisamente sucedió en 2005, cuando, tras el debate entre Ángela Merkel y su rival Gerhard Schröder, unos 2.9 millones de indecisos se decidieron para Schröder, lo que le permitió al SPD recuperar 3.7 puntos porcentuales.

En aquellas elecciones anticipadas, ninguna de las tradicionales coaliciones pudo imponerse y finalmente se formó un gobierno de Gran Coalición.

Esta es una de las posibilidades más fuertes para las próximas elecciones, según los expertos.