Investigan a soldados australianos por mutilar cuerpo de un talibán

Una unidad de élite de las fuerzas especiales australianas que forman parte del contingente internacional en Afganistán está bajo investigación por mutilar el cuerpo de un miliciano afgano.

En un reporte especial de la cadena australiana de televisión ABC News, al parecer los soldados habrían mutilado las manos del cadáver del insurgente y mostradas como trofeo cuando regresaron a la base militar en Tarin Kot.

El incidente ocurrió durante una operación conjunta de las fuerzas afganas de seguridad y una fuerza de operaciones especiales del Grupo de Tareas de Australia en la provincia sureña de Zabul, el 28 de abril pasado en la que resultaron cuatro talibanes muertos.

La mutilación o maltrato de los cuerpos de los muertos es una violación de las leyes de guerra, según el artículo 15 la Convención de Ginebra.

De momento la Fuerza de Defensa de Australia informó que se ha abierto una investigación y ésta no ha concluido.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), bajo el mando de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), también indicó que se ha tomado en serio el caso y lo va a investigar.

Anteriormente el jefe de la Fuerza de Defensa, el general David Hurley, calificó de "mala" la conducta de estos soldados.