Acuerdo por Michoacán no beneficia a la población, opina el PRD

El Comité Estatal y los liderazgos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) explicaron que no asistieron a la firma del llamado Acuerdo por Michoacán, debido a que el documento carece de objetivos y acciones concretas para beneficiar a los michoacanos.

En un comunicado, argumentaron además que la Mesa Técnica excluyó todas las propuestas de la izquierda, las cuales daban mayor peso a un enfoque de atención social, de fortalecimiento a la economía y a la educación.

Precisaron que en esas mesas sólo se tomaron en cuenta de manera unilateral las iniciativas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y algunas del Partido Acción Nacional (PAN), por lo que el gobierno estatal priista "está protagonizando un acto faraónico de simulación política".

Según el PRD, se trata de la firma de un documento estéril y carente de valor real, pues no existe un plan concreto para instrumentar acciones inmediatas que reactiven la economía estatal y programas sociales de fondo.

Aseguró que la administración local pretende utilizar la firma de este documento para legitimar su débil autoridad y abusa de la buena voluntad de los partidos políticos, de los organismos empresariales, y de los grupos sociales y académicos, al hacerlos firmar un acuerdo que deja fuera la participación ciudadana.

El documento final, consideró, no incluye la instalación del Consejo Económico y Social para el estado, y no aborda el tema de desarrollo rural y fortalecimiento al campo estatal.

Tampoco se asumieron compromisos de orden educativo como es fortalecer financieramente a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, reactivar la construcción de sus campus regionales o abatir los rezagos en infraestructura educativa, equipamiento tecnológico y fortalecimiento pedagógico en educación básica.

El PRD enfatizó que en el acuerdo no se responsabilizan de fortalecer a la Universidad Intercultural Indígena, la cual está a punto de estallar en huelga, y mucho menos apuntalar a la Universidad Virtual de Michoacán o los Telebachilleratos.

De acuerdo con el instituto político, el documento carece de compromisos con los municipios michoacanos para que puedan concluir las obras inacabadas o para finiquitar las deudas pendientes.