Consideran que México requiere de más oceanógrafos químicos

El investigador Miguel Angel Huerta consideró que México requiere de una mayor cantidad de especialistas en oceanografía química, para atender con mayor eficacia en el sector y contribuir al progreso del país.

Durante su ponencia en la mesa redonda "¿Hacia dónde va la oceanografía en México?" celebrada hoy en el Centro de Investigación Científica y de Estudios Superiores (Cicese), resaltó la importancia de impulsar esta especialidad.

Indicó que al hacer un diagnóstico de cómo está la oceanografía en México y su proyección a futuro, encontró que son pocos los investigadores en esta especialidad y la mayoría están concentrados en el Pacífico mexicano.

Al exponer su tema "Perspectivas del futuro de la oceanografía química en México", señaló que los especialistas en el ramo están tan concentrados en el Océano Pacífico, que se descuida el golfo de México, que tiene unos cuantos.

Ante otros expertos y el público asistente que tuvo oportunidad de hacer preguntas, el científico de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) dijo que existe "mucha heterogeneidad en las especialidades de la oceanografía química".

Con esta perspectiva y con base en análisis de impactos producidos por el hombre en aguas mexicanas, "lo que vimos fue una gran necesidad de crear y promover la carrera de oceanografía química".

Señaló que la oceanografía química está involucrada en muchas áreas que pueden ser decisivas, tanto en la parte académica como en la económica ya que, desde su apreciación, inciden fuertemente en pesquerías y turismo.

"En pesquerías porque se requieren estudios para los cultivos previos de química, de camarón y de los moluscos, de todo ese tipo de organismos", dijo.

En turismo, agregó, porque tienen que ver con cosas de contaminación "que son importantes para tener playas limpias o la preservación de áreas de corales".

También incide en el tema energético, puntualizó, "en la parte de energía, la extracción de petróleo conlleva procesos de contaminación y de dispersión de contaminantes y donde nosotros podemos hacer los estudios necesarios".

Por esa razón dijo, "tenemos que prestar más atención a las costas, no solamente los mares profundos, sino también a las costas las bahías, las ensenadas, que son directamente donde está la producción, el turismo e incluso la producción energética".