Destaca CNDH reducción de quejas hacia Ejército

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, destacó que en los primeros meses de la administración actual las quejas hacia el Ejército han bajado alrededor de 50 por ciento.

En entrevista luego de recibir la medalla Anáhuac en Derecho 2013 que otorga la Universidad Anáhuac, el ombudsman nacional refirió que en relación con las quejas presentadas contra el Ejército Mexicano han disminuido cerca de dicho porcentaje.

"Eran alrededor de mil 800 quejas por año las que se recibían, hoy por hoy no hemos llegado siquiera a la mitad, lo que es un buen síntoma; hay menos cateos ilegales, menos detenciones arbitrarias, pero, bueno, todavía hay algunos abusos que tienen que erradicarse", subrayó.

Esto, aseguró, se debe a que existe un mayor compromiso en materia de derechos humanos que se refleja en una mayor capacitación y educación en la materia.

En contraste, mencionó que "las quejas contra la Policía Federal se incrementaron de manera importante en los últimos meses; entonces hace falta mejorar los controles, el buen desempeño, particularmente en el tema de justicia".

Plascencia Villanueva indicó que en lo que va del año la CNDH tiene 15 casos de presuntas desapariciones forzadas en las que hay indicios de involucramiento de servidores públicos. "Tenemos algunos casos que estamos investigando para verificar si hay elementos a efecto de concluir ello o no.

"Sí decirles que ha habido disminución de casos en términos generales y tratándose de desapariciones forzadas en todos y cada uno de los casos he señalado que, independientemente de quién sea el responsable, tiene que investigarse y dar con el paradero de los responsables", señaló.

En este sentido adelantó que el organismo nacional realiza una investigación que busca documentar cuál ha sido el esfuerzo y compromiso de la autoridad en la materia.

El ombudsman precisó que se está partiendo de una base de información de 24 mil 800 personas "cuyo paradero se desconoce", de las cuales alrededor en dos mil 500 casos existen elementos para suponer que se trata de una desaparición forzada.

"Pero en la totalidad de los casos vemos una falta de acción de la autoridad, en donde es el esfuerzo personal, familiar, el que ha permitido llegar a unas líneas de investigación, acercarse a algunas pruebas, esto nos parece inaceptable", agregó.