Inhabilitan a ex jefe policial de Tijuana por ocho años

La sindicatura del XX ayuntamiento local inhabilitó por ocho años al ex secretario de Seguridad Pública Municipal, Julián Leyzaola Pérez, al acreditar violaciones a los derechos humanos y faltas administrativas.

En un comunicado, la síndica procuradora del municipio de Tijuana, Yolanda Enríquez de la Fuente, indicó que además fue inhabilitado el ex director de Policía y Tránsito Municipal, Gustavo Huerta Martínez, por los mismos cargos.

Refirió que en cumplimiento de una recomendación de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), la dependencia finalizó uno de los tres procedimientos abiertos en contra de los ex funcionarios para ejercer cargos públicos en el estado.

Indicó que mediante el procedimiento de responsabilidades correspondiente se lograron acreditar violaciones a los derechos humanos fundamentales, en su modalidad de tortura, abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza pública.

Anotó que en enero de 2011, un ex agente de la Policía Municipal presentó una queja en la sindicatura municipal, contra ambos por haber ejercido, facilitado y permitido actos de tortura en su persona para inculparlo en un caso de robo.

La directora de Responsabilidades, Albina Gómez Serna, dijo que en marzo del mismo año, la PDH envió al ayuntamiento la recomendación 10/2011 sobre el mismo caso, para que se inicie un procedimiento contra Leyzaola Pérez y Huerta Martínez.

Indicó que la sindicatura municipal desahogó las pruebas y encontró elementos que señalan a los dos ex funcionarios policíacos responsables de actos violatorios de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de Baja California.

"Consta en el expediente de la dependencia municipal que la Procuraduría de los Derechos Humanos, aplicó a las víctimas el Protocolo de Estambul determinando que sí sufrieron tortura física", anotó.