Llevan a escena textos eróticos de Marguerite Duras

Textos eróticos de la obra "Agatha", de Marguerite Duras, han sido adaptados en la puesta en escena "Invitación al silencio", que bajo la dirección de Lydia Margules ofrecerá temporada del 2 de septiembre al 7 de octubre en el Teatro "El Granero" del Centro Cultural del Bosque (CCB).

De acuerdo con Margules, la obra se construye a partir del movimiento del deseo, líneas que se trazan desde el vaivén de la mezcla entre la violencia y el desapego, entre la proximidad y la enajenación en el cuerpo de los personajes.

En los textos de Duras, abundó, los personajes parecen estar reinterpretados para desembocar en la ficción de un deseo, "y se construyen desde la más absoluta proximidad hacia lo más esencial de cada instante de deseo replanteado, reinterpretado y reconstruyendo el camino hacia la ficción".

En este sentido, dijo, atraviesan y reconstruyen la ficción "como los puntos cardinales del deseo y entran así en un universo cambiante, en el que feminidad y masculinidad son sólo la identidad de cada instante y, sin embargo, la fuerza esencial de cada personaje".

La puesta en escena, informó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), se complementa con imágenes marítimas en video, que envuelven el mundo ficticio en el vaivén del mar.

El elenco se conforma por Antón Araiza, Ichi Balmori y Tania Olhovich; el diseño de espacio es de Teresa Rovalo; el registro sonoro, de Ricardo Cortés; el diseño y realización de video, de Marie Christine Camus y Nelie Rusic, y las voces en off, de Aída López y Arnoldo Picazzo.

Tras formarse en el Núcleo de Estudios Teatrales, Lydia Margules realizó una estancia de cuatro años en París, Francia, con la Beca de Apoyo a Estudios en el Extranjero del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) 1995, donde continuó con su preparación teatral.

Desde 1992 ha trabajado con directores como Raúl Quintanilla, María Morett, Alejandro Velis, José Antonio Cordero y Ludwik Margules. Realizó estudios de iluminación con Alejandro Luna y Flavia Hevia, incursionando en diseño de iluminación en 2005.

Escribió y dirigió "La celebración de la imposibilidad", proyecto por el que obtuvo la Beca de Jóvenes Creadores del FONCA en 2002.

En 2006 creó la compañía Museo Deseo Escena, de la que es directora artística.