Buscan en Reynosa evitar accidentes en hogares con campaña de desarme

Para evitar accidentes en los hogares y que se propicie la delincuencia, además de generar una cultura de legalidad, personal de la 8 Zona Militar y el ayuntamiento realizan una campaña de desarme en esta frontera.

El secretario de la Contraloría municipal, Rafael Salas Bernal, refirió que mensualmente se desarrolla un programa de desarme denominado "Canje de armas por despensas", que consiste en recibir armamento que posee la ciudadanía a cambio de alimentos y aparatos electrodomésticos.

Señaló que durante el viernes 30 y sábado 31 de agosto, personal de la Sedena y del ayuntamiento estarán recibiendo armas de fuego y municiones en la explanada de la plaza Benito Juárez de esta ciudad fronteriza.

Exhortó a la población en general que posea algún tipo de arma de fuego para que aproveche esta campaña y se deshaga de ella y a cambio recibirá una despensa alimenticia o aparatos electrodomésticos.

"Con el intercambio de armas por despensas estamos buscando que se eviten accidentes en el hogar y que se propicie la delincuencia, además de que se pretende generar la cultura de la legalidad y garantizar la seguridad del municipio", dijo.

Destacó que el gobierno municipal tiene como objetivo hacer que Reynosa sea una ciudad segura, y para ello se deben impulsar políticas de prevención del delito, en donde la participación ciudadana sea el motor que mantenga encendida la voluntad del gobierno para contrarrestar los índices de criminalidad.

"Aplaudimos y apoyamos el que la Defensa Nacional promueva, en coordinación con autoridades estatales y municipales, programas como el canje de armas a través de los cuales la ciudadanía, que por alguna razón cuenta con un arma de fuego en sus hogares, tome conciencia y cambie dichos artefactos por despensas", señaló.

Agregó que para reducir la comisión de delitos se le debe apostar a la prevención de los mismos y en la medida en que se haga de manera conjunta con la ciudadanía se determinara el grado de avance.

Recordó que la donación es voluntaria y no se hace ningún tipo de cuestionamientos a las personas que acuden a canjear sus armas.

"Quienes acudan a dejar sus armas o municiones no serán sujetos a investigación alguna, ya que la finalidad es tener la certeza de la seguridad propia y del núcleo social", acoto.