Rehúsa Canadá participar en eventual acción militar en Siria

- El primer ministro canadiense Stephen Harper indicó hoy que su gobierno apoya a los países aliados que contemplan una acción militar en Siria, pero aclaró que Canadá no planea participar en ninguna misión castrense en la nación árabe.

Reveló que ha hablado con los líderes mundiales sobre la crisis en Siria y que a pesar de que Canadá se había manifestado renuente a una intervención militar, el creciente conflicto obliga a una acción de la comunidad internacional.

Hasta este mediodía, el gobierno canadiense no había manifestado su posición respecto a una eventual acción militar de Estados Unidos en Siria, por lo que Harper fue inquirido por periodistas durante una rueda de prensa sobre una nueva ley contra los agresores sexuales.

"En pláticas con nuestros aliados estamos convencidos que, a pesar de nuestra renuencia, son más los riesgos si la comunidad internacional no actúa frente a lo que parece ser una escalada en el uso de armas químicas; esto es un extremoso y peligroso precedente", acotó.

El primer ministro canadiense consideró que el uso de armas químicas contra la población es "un peligro muy grande", por lo que "apoyamos a nuestros aliados que están contemplando una acción militar para lidiar con la crisis en Siria".

El canciller canadiense John Baird ha declarado que Siria debe asumir las consecuencias.

"El mundo debe responder ante el uso de armas químicas por parte del gobierno sirio porque, de lo contrario, debemos correr el riesgo de que estas armas sean usadas nuevamente y en futuros conflictos", señaló el ministro.

Baird secundó a su similar británico, el canciller William Hague, respecto a que "el mundo debe responder".

"En 2013, el hecho de que alguien use este tipo de armas de destrucción masiva con impunidad no sólo puede sentar un mal precedente para (...) Siria, sino que da luz verde a cualquier dictador para usar armas químicas contra su población", afirmó Baird.

"Siria usó armas químicas y es necesario que haya una firme respuesta de la comunidad internacional", insistió el canciller canadiense.

Sin embargo, aclaró que las fuerzas militares canadienses no podrían unirse a una acción militar contra Siria que involucre misiles crucero o naves no tripuladas (drones), porque Canadá no posee ninguno de ellos.