Priistas rinden homenaje al pintor Rufino Tamayo

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) priista, a través de su Secretaría de Cultura, rindió homenaje al pintor mexicano Rufino Tamayo por la conmemoración del 114 aniversario de su natalicio.

Reunidos en el Club de Industriales de Polanco, en la ciudad de México, y ante decenas de asistentes entre ellos el presidente nacional del PRI, César Camacho, y la secretaria de Cultura, Beatriz Pagés, un grupo de exponentes narró anécdotas, presentó ensayos y opiniones sobre las obras del muralista oaxaqueño.

La titular de la Secretaría de Cultura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) destacó el legado histórico e invaluable que dejó el artista mexicano en mil 300 óleos, 60 retratos, 358 obras, un vitral y 20 esculturas que le valieron más de 200 reconocimientos en vida y el prestigio a nivel mundial por sus obras.

Rufino Tamayo, originario de Tlaxiaco, Oaxaca, expuso sus trabajos en prácticamente todo el mundo, en museos de prestigio internacional y sus murales decoran edificios tan importantes como el de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en París.

María Elena Bermúdez, sobrina del muralista, describió la infancia, juventud, vida en pareja y la filantropía que caracterizaba a Tamayo.

Además explicó el cambio de nombre de Rufino del Carmen Arellanes Tamayo, para ser Rufino Tamayo como homenaje y recuerdo de su madre, acción que formalizó en la ciudad de México.

En la mesa, los ponentes abordaron la relación que Tamayo tuvo hacia todo lo relacionado con el cosmos y por medio de sus obras quedó de manifiesto cómo lo percibía: comunión de conocimiento, sensualidad, asombro e incluso temor ante lo desconocido.

En el colofón del homenaje, Pagés Rebollar refrendó el compromiso del PRI con la cultura, su difusión y el esfuerzo por la preservación del legado de destacados mexicanos, como Rufino Tamayo.

En el homenaje, participaron también el escritor Jaime Moreno Villarreal, Ingrid Sukaer, Berta Taracena y Lupina Lara.