Difiere EUA bloqueo a legalización de mariguana en dos estados

La administración del presidente Barack Obama anunció hoy que diferirá el bloqueo de las leyes mediante las cuales Colorado y Washington autorizaron la venta y el uso de mariguana con fines recreacionales.

El Departamento de Justicia dijo que la decisión de deferir la acción de la justicia federal fue acordada sólo después que ambos gobiernos dieron garantías sobre la implementación de controles efectivos al respecto.

Tales controles deberán "proteger" ocho áreas identificadas por el gobierno federal como prioritarias en la aplicación de las leyes que prohiben el uso de drogas ilegales como la mariguana.

La dependencia dejó en claro que si los controles fracasan en este sentido, "los fiscales federales actuarán de manera agresiva para hacer valer la acción federal y el Departamento podría confrontar de manera legal dichos esquemas reguladores".

El Departamento de Justicia dejó en claro que el consumo de mariguana, aprobado por los electores en Colorado y Washington en noviembre pasado, continúa siendo ilegal bajo las leyes federales.

Indicó que dadas las garantías de esos estados de que impondrán una estricta regulación, el Departamento informó a sus gobernadores de que diferirá por ahora su derecho a interpelar esas leyes de manera legal.

La adopción de esta nueva política desactivó de momento la posibilidad de una prolongada batalla legal entre el gobierno federal y estos dos estados, con el prospecto incluso de alcanzar la suprema corte.

Meses atrás un grupo de legisladores pidió al gobierno federal respetar la voluntad de los electores en Colorado y Washington y abstenerse de emprender acciones legales para impedir la implementación de estas leyes.

Aunque existen otros 17 estados en donde el consumo de mariguana está permitido bajo razones médicas, Colorado y Washington fueron los primeros en legalizarlo sin este condicionante de por medio.

La adopción reflejó la creciente inclinación entre la opinión pública estadunidense a favor de la legalización del consumo de la mariguana aunque la mayoría todavía se opone.