Provocan lluvias daños mínimos al agro hidalguense

Las afectaciones más severas para el campo hidalguense en lo que va del año son por sequía, heladas y granizadas, no por lluvias, afirmó el secretario de Desarrollo Agropecuario en el estado, José Alberto Narváez Gómez.

No obstante, reconoció que las inundaciones dañaron más de 2 mil hectáreas de cultivo en Villa de Tezontepec.

Sin embargo, precisó, con las lluvias de los últimos días, se generan importantes beneficios para diversas regiones donde los cultivos son de temporal, situación que favorece a los agricultores debido a que en los últimos tres años las cosechas eran escasas.

Añadió que en el ciclo agrícola se siembra a destiempo, debido a las variaciones del temporal, por lo que de acuerdo al mismo, en comparación con el 2012, para este año se estima cosechar 600 mil hectáreas, de las cuales 450 mil son de temporal y 150 mil de riego.

Por el lado del sector ganadero, comentó que a diferencia de otras entidades federativas, no hay enfermedades graves en ganado; a través del Comité de Sanidad Animal y Vegetal son controladas las patologías y las plagas, aunque haya susceptibilidad de riesgos, se trabaja para mejorar las condiciones de este sector, apuntó.

Además, mediante las casetas de vigilancia zoosanitarias ubicadas en las entradas y salidas del estado, para verificar todo lo que ingresa en canal.

Tiene que llegar certificado, subrayó, y ello permite tener un control para que todos los productos que se distribuyen en los mercados y tiendas de autoservicio estén vigilados, conjuntamente con la Secretaria de Salud.