Asambleísta llama a privilegiar diálogo con el magisterio

La asambleísta del PRD Ernestina Godoy aseveró que el pronunciamiento de la CDHDF de que no se opone al uso legítimo de la fuerza no debe ser tomado como un pretexto o un "cheque en blanco" para reprimir, ya que se debe priorizar el diálogo con los maestros disidentes ante las movilizaciones.

En entrevista, la legisladora pidió a los titulares de las dependencias policiacas locales y federales privilegiar el diálogo y la tolerancia, luego de que acordaron hacer respetar el orden público en las movilizaciones de la disidencia magisterial.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) indicó en la víspera que no se opone al uso legítimo de la fuerza contra la Coordinadora de Trabajadores de la Educación (CNTE) pero atendiendo en todo momento los principios de "racionalidad, congruencia y proporcionalidad".

Godoy aseguró que si el conflicto magisterial "ha llegado hasta las calles" de la capital del país es porque el gobierno federal "y el Congreso de la Unión no atendieron sus demandas en tiempo y forma, permitiendo con esto que el conflicto alcanzara esa magnitud".

Planteó que si bien el organismo defensor local determinó que no se opone "al uso legítimo de la fuerza" pública de manera racional y congruente "también debe estar pendiente para evitar que se violenten los derechos de los manifestantes".

En ese sentido Godoy Ramón demandó que esa posición de la CDHDF "no sea mal interpretada por nadie, ni siquiera por aquellos que quieren que la ciudad se tiña de rojo, pues esta es una ciudad de derechos y de libertades".

Reiteró por ello el llamado al Congreso de la Unión a abrirse al diálogo para generar leyes legítimas, pues el conflicto magisterial "no es un asunto de policías, ni que se resuelve con la fuerza pública, sino que tienen que analizarse las razones que lo generaron".