Fustiga Le Monde postura irresponsable de Rusia en conflicto sirio

Rusia tiene gran poder en Siria, pero no ha alentado al presidente Bashar al-Assad a la moderación ni ha ejercido ningún tipo de presión sobre su régimen, por lo que es parte responsable del uso de armas químicas en ese país, estimó hoy Le Monde.

En su editorial "La diplomacia Putin o la política de lo peor", el periódico francés criticó la irresponsabilidad de Rusia, cuyo presidente Vladimir Putin podría haber jugado un papel destacado en Siria pero optó por favorecer los intereses rusos en ese país.

El diario subrayó que con su poder el gobierno ruso podría haber mediado en Siria y favorecer el diálogo entre el régimen y la oposición, pero no lo hizo y de cierta manera permitió que el régimen sirio violara el tabú del uso de armamento químico.

El gran poder de Rusia radica en que equipa y entrena al ejército sirio, además desde el comienzo del conflicto Moscú ha continuado, e intensificado, sus entregas de armas a Damasco, refirió el rotativo de mayor circulación en Francia.

Recordó a manera de ejemplo que apenas hace unos días al-Assad aseguró a la prensa que gracias a Rusia su ejército no carece de nada, no le falta arsenal para la guerra que el régimen lleva contra la rebelión.

La relación militar entre ambos Estados, que data de los años 1970, muestra que Rusia es el país que mejor conoce al Estado Mayor sirio y a los servicios secretos del régimen, por lo que Moscú "habría equipado a Siria de armas químicas y tiene una idea de sus reservas".

Para Le Monde, Rusia defiende sus intereses "perfectamente legítimos" en Siria, pues la cooperación económico-militar entre los dos países -además de sus valiosos lazos comerciales- se asemeja a la que Estados Unidos con varios países de la región.

Tanto estadunidenses como europeos aseguran que Moscú podría lograr una solución política si lo desea, preservando sus intereses en Siria, pero el Kremlin no ha hecho nada para favorecerla, fustigó y lamentó el comportamiento irresponsable de los rusos en el conflicto.