Siria se defenderá de cualquier ataque y "saldrá vencedor": al-Assad

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, advirtió hoy que su país se defenderá contra cualquier intervención militar y saldrá "vencedor", mientras la oposición siria demandó un "ataque de castigo" contra el régimen por el uso de armas químicas.

"Siria se defenderá frente a cualquier agresión y las amenazas no hacen más que aumentar su compromiso con sus principios y su independencia", declaró al-Assad durante una reunión con parlamentarios yemenitas en Damasco.

Aseguró que Siria, con su pueblo y su valeroso ejército, está decidida a erradicar el terrorismo apoyado por Occidente e Israel, cuyo objetivo es la división de la región y la separación y sumisión de sus pueblos, según la agencia siria de noticias SANA.

Poco antes, el mandatario dijo en declaraciones al diario libanés Al Ajbar, cercano al grupo chiíta libanés Hezbolá, que saldrá "vencedor" ante una posible intervención extranjera en Siria.

"Desde el comienzo de la crisis, hemos esperado el momento en el que nuestro enemigo verdadero intentará intervenir. Estoy seguro de que ustedes (sus colaboradores) están totalmente preparados para repeler cualquier agresión y defender a la nación", indicó.

Proclamó que "la lucha entre Siria y Occidente entrará en la historia y el pueblo sirio vencerá".

El primer ministro sirio, Wael al Halqi, advirtió la víspera que su país se convertirá en "el cementerio de los invasores" y acusó a Estados Unidos y sus aliados de emplear "argumentos falsos" para justificar una intervención militar.

La oposición siria denunció el pasado 21 de agosto que más de mil 300 personas murieron durante un ataque con armas químicas perpetrado por el régimen sirio en las inmediaciones de Damasco, si bien el presidente al-Assad ha negado esas acusaciones.

Un equipo de expertos de las Naciones Unidas investiga el uso de armas químicas en los supuestos lugares atacados y tienen previsto abandonar Damasco el próximo sábado y aportar los resultados de sus pesquisas.

Este jueves, los inspectores continuaron sus visitas a la zona de Guta oriental, cerca de Damasco, para recabar muestras del presunto ataque y entrevistarse con médicos y víctimas, después de haber suspendido el martes pasado un día sus labores por motivos de seguridad.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, precisó la víspera que los expertos necesitan cuatro días para acabar su trabajo sobre el terreno y que, a continuación, harán los análisis científicos y presentarán un informe al Consejo de Seguridad.

La opositora Coalición Nacional Siria, que insiste en que las fuerzas de al-Assad usaron armas químicas, demandó este jueves un "ataque de castigo" contra el régimen sirio y "apoyo real" a los rebeldes, sobre todo en el plano militar.

En una entrevista al diario francés Le Parisien, el presidente de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS), Ahmed Jarba, reclamó que al-Assad sea juzgado por el Tribunal Penal Internacional (TPI).