Confirma Supremo italiano que Berlusconi fue ideador de fraude

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi fue el ideador del mecanismo ilegal de compraventa de derechos televisivos que permitió a sus empresas evadir impuestos, según las motivaciones de la sentencia por la que fue condenado.

En un expediente de 208 páginas, los jueces de la Corte Suprema que el pasado 1 de agosto sentenciaron a cuatro años de cárcel al ex primer ministro establecieron que el condenado fue el autor intelectual del ilícito.

"Es completamente inverosímil la hipótesis según la cual Berlusconi fue la víctima de un fraude colosal", dijeron las motivaciones publicadas este jueves.

Resaltaron que el ex jefe de gobierno fue responsable del ilícito incluso pese a que formalmente renunció a cargos directivos al frente de Mediaset, la televisora de su propiedad.

Berlusconi "fue el ideador del mecanismo de giro de derechos que con distancia de años continuaba produciendo efectos ilícitos de reducción fiscal para las empresas de las que él era jefe en varios modos", anotaron los jueces.

Aseguraron que aunque conocía perfectamente el mecanismo, el expremier dejó que todo siguiera funcionando de modo inalterado, manteniendo en posiciones estratégicas a personas elegidas por él mismo y que administraban sus empresas en modo fraudulento.

La Corte Suprema confirmó que el conglomerado mediático de Berlusconi alteró de forma artificial el precio real de los derechos de transmisión de películas estadunidenses para evadir dinero al fisco y desviarlo a cuentas del ex jefe de gobierno en el extranjero.

Según el texto de la condena del Tribunal de Apelaciones de Milán, confirmada por el Supremo, "los derechos audiovisuales pasaban de mano en mano y se aumentaban de modo injustificado. Se trataba de traspasos carentes de una función comercial. Servían solo para que se elevara su precio".

De acuerdo con los jueces, la compra de derechos por parte de Mediaset ascendió a casi 470 millones de euros (unos 622 millones de dólares entre 1994 y 1999.

Mientras que entre 2000 y 2003 la televisora incurrió en una "evasión muy considerable" de unos 12 millones de euros (unos 15 millones de dólares).

El Supremo confirmó dos sentencias emitidas en primera y segunda instancias en octubre y mayo pasados, respectivamente, y en las que se estableció que Berlusconi tiene "propensión a cometer delitos".

La víspera Berlusconi presentó ante la Corte Constitucional italiana la documentación defensiva con la que busca evitar su inhabilitación política tras su condena por fraude fiscal y anunció un recurso con el mismo objetivo ante la Corte Europea de Derechos Humanos.

El próximo 9 de septiembre la Junta para las Elecciones e Inmunidad Parlamentarias del Senado debería votar la expulsión del ex jefe de gobierno del Parlamento en cumplimiento de una ley que prevé ello para los condenados a más de dos años de cárcel.