Recibe el Papa Francisco al rey de Jordania

El Papa Francisco recibió hoy al rey de Jordania, Abdala II, en audiencia privada en el Palacio Apostólico, mientras crece la tensión internacional con motivo de la crisis en Siria.

El encuentro entre el pontífice y el monarca, en el cual participó también la reina Rania, duró unos 20 minutos, tuvo lugar en la biblioteca papal y se llevó a cabo en inglés, con la presencia de un intérprete.

Poco antes de las 11:00 horas (9:00 GMT), el rey, su esposa y una comitiva de siete funcionarios llegaron hasta el segundo piso del Palacio Apostólico y se dirigieron hasta la Sala del Ángulo. Los acompañaba el Prefecto de la Casa Pontificia, Georg Gaënswein.

En la Sala del Troneto, la antecámara de la Biblioteca, Jorge Mario Bergoglio recibió a sus invitados con un "Bienvenido, su majestad!" pronunciado en inglés.

"Es un placer y un honor conocerle, le traigo los saludos de toda mi familia y de todo el pueblo jordano", dijo Abdalá y Rania agregó: "Es un honor enorme conocerlo".

Luego pasaron a la biblioteca y se sentaron ante un gran escritorio, junto con el traductor. En ese lugar el Rey señaló: "Tengo un enorme respeto por lo que usted está haciendo y lo que la Iglesia católica hace". Luego se cerraron las puertas e inició el coloquio privado.

Luego de los 20 minutos de conversación se presentaron a los miembros de la delegación jordana, y más adelante el monarca jordano se reunió, también en privado, con el "número dos" del Vaticano, el secretario de Estado Tarcisio Bertone.

En el encuentro de trabajo participaron tres representantes del gobierno de Jordania y dos de parte papal, entre ellos el secretario para las Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Dominique Mamberti.