"Rotación planeada" llama Moscú a nuevos buques en el Mediterráneo

El despliegue de buques de guerra rusos en el Mar Mediterráneo es parte de la rotación planeada para la flota de Rusia en el área, y no obedece al empeoramiento de la situación en Siria, afirmaron hoy fuentes navales de ese país.

Las naves rusas de guerra en el Mediterráneo al igual que las desplazadas en otras partes del mundo, siguen los planes del Comando Naval y cumplen tareas establecidas, dijo un vocero de la Marina rusa a la agencia Novosti.

La declaración sigue a un reporte de la agencia Interfax de que en los próximos días Moscú enviaría un buque antisubmarino y un crucero equipado con misiles al Mediterráneo oriental, frente a las costas sirias.

Cuando cumplen con sus tareas establecidas, las naves regresan a sus bases o bien son sustituidas por otras que siguen con las misiones. No se trata de aumentar el número de buques, sino de una rotación planeada, insistió el vocero.

El reporte sobre el envío de buques militares rusos adicionales al Mediterráneo oriental a los ya desplazados, siguió al informe de que el gobierno francés había decidido enviar a la zona a una fragata de defensa antiaérea.