Debe EUA reflexionar sobre consecuencias de respuesta a crisis siria

Estados Unidos debe reflexionar sobre las consecuencias de una respuesta a las provocaciones de Siria pues resolver una guerra como esta requiere mucha mano izquierda diplomática y mucho talento político en acción, además de paciencia, advirtió hoy el diario El País.

En su editorial señaló que solo falta la orden de fuego, que debe dar el presidente estadunidense Barack Obama, pero antes de disparar quedan todavía unos segundos para reflexionar, tal como ha pedido ya el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con toda la razón y los argumentos del mundo.

Expuso que el hecho de que Bashar al Assad merece una respuesta de la comunidad internacional y a ser posible definitiva respecto a su poderío militar y su capacidad para dañar a los sirios no debiera ocupar ni un segundo de dicha reflexión previa al disparo.

"Si acaso, sería oportuno un cierto remordimiento de todos por la tardanza en reaccionar ante la matanza perpetrada a conciencia desde marzo de 2011 hasta enzarzar el país en un enfrentamiento sectario y civil sin fin", resaltó.

El País subrayó que nadie duda de que el comportamiento de Al Assad "es inaceptable y no puede quedar sin respuesta", tal como ha señalado la OTAN.

Sin embargo, "las vacilaciones del último segundo que han empezado a corroer los ímpetus guerreros iniciales responden al cálculo racional y al sentido político de los principales líderes occidentales".

Aseguró que un golpe aéreo contra instalaciones sirias, en respuesta y castigo por el comportamiento criminal del régimen, podría contar con los mayores fundamentos morales y producir en cambio los peores efectos prácticos, incluso en el caso de que los disparos se dirigieran a liquidar la cúpula entera del régimen.

El rotativo señaló que hay serios argumentos de legalidad internacional que desaconsejan la acción militar de Estados Unidos con el auxilio militar perfectamente prescindible de Francia y Reino Unido.

Expresó que no se puede pasar del más absoluto caos al orden perfecto y menos gracias al disparo de un puñado de misiles, por más buena que sea la puntería.

"Resolver una guerra como esta requiere mucha mano izquierda diplomática y mucho talento político en acción, además de paciencia, cosas que se han echado en falta en estos dos años y medio de crisis siria", insistió.

Recalcó que en ese tiempo, "los europeos estábamos entretenidos en nuestras crisis y Obama en sus batallas domésticas, con la reelección en primer término de sus prioridades".

Además, afirmó que hay muchas fuerzas en la región interesadas en meter a Obama y a Estados Unidos en un nuevo avispero, en el que la superpotencia siga dejando su prestigio, su dinero y sus soldados, como ya le ha sucedido en Irak y en Afganistán.

El País apuntó que la guerra debe ser siempre un instrumento de último recurso, que requiere agotarlos todos antes de iniciarla.

"En este caso, además, hay quien sospecha que los ataques químicos todavía pendientes del informe de la ONU fueran una provocación orquestada para atraer a Estados Unidos a la ratonera", concluyó.