Muestra Molotov su fuerza y energía en el Inving Plaza de Nueva York

La banda mexicana Molotov cerró la víspera con fuerza, energía y entrega su gira del Jägermeister Music 2013 ante alrededor de mil personas en el Irving Plaza, en Nueva York.

La noche inició fuerte para la agrupación, pues su salida al escenario causó una gran emoción entre el público en su mayoría latino, que fue convocado para esta fiesta musical, para algunos esperada por varios años.

Con la energía que ha caracterizado a la banda de rock, el primero de los temas que hizo cimbrar el recinto fue "Noko", seguido de "Santo Niño de Atocha", dos de los temas más recientes de la agrupación.

La bienvenida de la gente de la "Gran Manzana" para Molotov no se hizo esperar, pues con gritos, coros, puños en alto y "slam", los asistentes se entregaron en su totalidad durante casi dos horas de "show", cerveza y baile.

La banda, conformada por Tito Fuentes en la guitarra; Miky Huidobro y Paco Ayala, ambos en el bajo, sumados a Randy Ebright en la batería, mostró su fuerza en el escenario.

Con 25 fechas en la Unión Americana y llenos totales en los íntimos recintos, Molotov aprovechó la conexión con sus fans, para seguir dando su mensaje.

Portando el chaleco con el nombre de la banda, Molotov interpretó temas que se han convertido en clásicos entre la comunidad latina.

"Frijolero", "Voto latino" y "Gimme the power", fueron canciones que interpretó la banda, acompañados de banderas mexicanas y de torsos desnudos, para aumentar la temperatura en el recinto.