Sin justificación laboral movilizaciones de maestros: Navarrete

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, negó que exista razón de índole laboral que justifique las afectaciones provocadas por el magisterio disidente en la ciudad de México y a la educación de miles de niños.

"No existe un solo motivo justificado para pensar que se está violentando un solo derecho laboral de los maestros, sean del SNTE o de la CNTE; es falso que se pretenda despedir algún trabajador que esté en el gremio de la educación pública", enfatizó en conferencia.

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) detalló que lo que más se ha criticado de la reforma educativa es el tema de la evaluación de los maestros, argumentando que ese será un mecanismo para darlos de baja, lo cual es falso.

Lo que se está poniendo en la iniciativa de Ley del Servicio Profesional Docente, que todavía no se discute en el Congreso de la Unión, es que sí se practique una evaluación a los maestros, porque hay un compromiso de elevar la calidad educativa de México, precisó.

"Si la primera evaluación no la pasa el maestro, no pasa nada, se le da un año de capacitación para la segunda evaluación. Si esa segunda evaluación no la vuelve a pasar, tampoco le pasa nada, se le da otra capacitación de un año y se le presenta una tercera evaluación; si en la tercera no la pasa, tampoco le sucede nada.

Se ve que su vocación no es ser maestro y se le manda a un cargo administrativo, sin afectación de uno sólo de sus derechos laborales. ¿Dónde se les está afectando laboralmente?", cuestionó.

Insistió que no se pretende despedir a ningún profesor, por lo que no hay causas legítimas para el daño que se le ha generado a la ciudad, a sus habitantes y desde luego a la educación de miles de niños.

Navarrete Prida consideró que respecto a si proceden sanciones a los maestros que no están dando clases, sostuvo que ello corresponderá a los gobiernos de los estados donde eso está sucediendo.

Además, confió en que el diálogo que sostienen los maestros disidentes con el Congreso de la Unión concluya con el acuerdo de que regresen a dar clases.