Advierte Argentina eventual cese de pagos a causa de "fondos buitre"

Argentina advirtió sobre un eventual cese de pagos, si es obligada por Estados Unidos a cubrir en un solo pago los mil 330 millones de dólares que reclaman querellantes en el caso de los llamados "fondos buitre", afirmó hoy una fuente oficial.

El secretario de Política Económica, Axel Kicillof, dijo ante el Congreso que el país sudamericano podría caer en "default", ya que no podría pagar a los acreedores que aceptaron las reestructuraciones de deuda.

"Le pedimos a los tribunales de Estados Unidos que nos deje seguir pagando los bonos de canje", señaló el funcionario, al promover ante el Legislativo el proyecto que presentó la víspera el Ejecutivo para reabrir el canje de deuda entre 2005 y 2010.

Los llamados "fondos buitre" son empresas o privados que compran bonos de deuda externa de países en bancarrota, para luego revenderlos o cobrarlos con ganancias millonarias.

En el caso de Argentina, el gobierno realizó desde 2005, y en dos tramos, un exitoso canje de la deuda, ya que 93 por ciento de sus acreedores aceptó una quita de 75 por ciento.

El problema es que el siete por ciento de los bonistas restantes, que son los "fondos buitre" y que tienen domicilios en paraísos fiscales, rechazó adherirse al canje y desde entonces exigen a Argentina el pago total de la deuda, sin ningún tipo de rebaja.

El martes pasado, el gobierno argentino envío al Congreso un proyecto para reabrir el canje -que quedó cerrado por ley tras la reestructuración de 2010- para permitir la adhesión del siete por ciento de los acreedores que no aceptaron el canje.

La iniciativa contempla reemplazar los bonos emitidos bajo la legislación de Estados Unidos por otros bajo la norma argentina para evitar eventuales embargos.

Kicillof advirtió que si el país del norte "nos obliga a que la plata que entra vaya primero a los buitres, entonces ya no podemos pagar a los demás por pagarle a ellos. Nos vuelven a un default porque nos vuelven a un no pago".

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York ratificó la semana pasada un fallo de primera instancia del juez Thomas Griesa, que obliga a Argentina a pagar a esos fondos el total de la deuda reclamada.

Argentina había propuesto a los querellantes reabrir el canje para que cobraran en iguales condiciones que el resto de los acreedores, pero los litigantes rechazaron esa posibilidad.

Kiciloff aseguró que "estamos ante el peligro de pagarle a los fondos y que aquellos que arreglaron voluntariamente la quita y el canje tengan la excusa de volver a reclamar de nuevo esos papeles".

Subrayó que la propuesta del gobierno es "generosa y equitativa", ya que se ofrece a los acreedores, incluso a los fondos querellantes, "cobrar como todos los demás" que han aceptado las reestructuraciones.