Piden industriales reforma hacendaria para el desarrollo

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) propuso plantear una reforma hacendaria integral que actúe como palanca de desarrollo y no como una simple fuente de ingresos.

El presidente del organismo, Francisco J. Funtanet Mange, destacó una serie de planteamientos hacia la reforma frente a la desaceleración de la economía y las necesidades de ingresos para fortalecer las finanzas públicas y dotar al Estado de mayor capacidad para responder a los desafíos de corto, mediano y largo plazos en materia económica y social.

Dijo que el país necesita recaudar más y mejor, a través de la diversificación de los ingresos, objetivo fundamental para disponer de recursos suficientes y estables, que permitan articular un Estado fiscalmente sólido y con suficiente margen de maniobra para el éxito de la reforma energética.

Planteó también la necesidad de dinamizar el crecimiento a partir del estímulo a la inversión productiva, la generación de fuentes de trabajo y la creación de incentivos para operar en la economía formal.

Si la reforma hacendaria preserva un adecuado clima para los negocios, se convertirá en poderosa herramienta para el avance de México, destacó.

Es necesario también mejorar el bienestar de los mexicanos, evitando la inequidad tributaria y garantizando la vigencia de los principios de proporcionalidad y constitucionalidad.

Es evidente, continuó el dirigente de los industriales, que la recuperación sólida y duradera de la actividad económica supone la existencia de finanzas públicas consistentes, controladas y eficaces en el cumplimiento de las responsabilidades económicas, políticas y sociales que competen al Estado.

"Por ello, los industriales del país se pronuncian en favor de una reforma hacendaria que no busque recaudar más sobre los contribuyentes cautivos", expuso.