Deplora CIDH muertes en cárcel de Bolivia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó hoy su preocupación por la muerte violenta de al menos 30 personas en el Centro de Rehabilitación de Santa Cruz, conocido como cárcel de Palmasola, en Bolivia.

La CIDH instó al gobierno boliviano a investigar, sancionar a los responsables y adoptar las medidas pertinentes para evitar la repetición de hechos similares, en particular aquellas relativas al fortalecimiento institucional del sistema penitenciario.

De acuerdo con información corroborada por autoridades de Bolivia, el 23 de agosto se produjo un enfrentamiento entre internos en el sector de máxima seguridad de la cárcel que dejó un saldo de al menos 30 muertos y más de 50 heridos.

Entre las personas que perdieron la vida estuvo un niño de un año y medio hijo de uno de los presos.

La CIDH reiteró que los Estados tienen el deber fundamental de asegurar el control y la seguridad interna de las cárceles.

La institución consideró "particularmente preocupante" el hecho de que entre los fallecidos en estos graves hechos de violencia se encontraba un infante.

La Comisión observó que en Bolivia existen más de dos mil niños viviendo con sus padres en los centros penitenciarios, de los cuales más de la mitad son menores de seis años.